Santo Domingo. La compañía Coca-Cola y su socio embotellador Bepensa Dominicana participaron en el primer “Seminario para la articulación y el fortalecimiento de la gestión integral de los residuos sólidos…Compromiso de Todos”, que realiza el Comité Coordinador Nacional de la Gestión Integral de los Residuos Sólidos (CCN Giresol). El evento se realizó con el propósito de proveer un espacio de socialización sobre el manejo de residuos en el país, a partir del marco legal existente y del anteproyecto de Ley de Residuos que se evalúa en la Cámara de Diputados.

Ambas empresas, junto a la Red Nacional de Apoyo Empresarial a la Protección Ambiental (Ecored), auspiciaron la participación de la experta mexicana  Izarelly Rosillo, quien ofreció una conferencia sobre Responsabilidad Compartida y Responsabilidad Extendida del Productor, en la que definió estos conceptos como principios para la promoción de mejoras   ambientales  mediante la extensión de  las  responsabilidades de los fabricantes del producto a varias fases de su ciclo de vida, particularmente en su recuperación, reciclaje y disposición final.

Rossillo explicó  que las políticas de responsabilidad dan origen a oportunidades para que las empresas modifiquen sus negocios, pues abren las puertas para crear valor agregado a los clientes a través de la oferta de servicios postventa y de disposición de productos; además de que les permiten obtener un mejor conocimiento de las necesidades presentes y futuras de sus clientes. La experta presentó los casos de éxitos de algunos países de Europa, así como los de Estados Unidos y Chile en las políticas de reciclaje de envases.

Durante el evento, la Gerente Senior de Asuntos Públicos y Comunicaciones del Caribe de la Compañía Coca-Cola, Vielka Guzmán, participó en el panel empresarial “Oportunidades para el sector privado en el marco del Proyecto de ley de Residuos”, en el que destacó la importancia de la implementación de la responsabilidad extendida de los productores en la gestión de residuos.

La ejecutiva señaló que la compañía Coca-Cola y Bepensa Dominicana tienen el compromiso de concienciar a las personas de que los envases no son desperdicios, más bien, son un recurso valioso que se puede reutilizar. “La vida de los empaques no termina cuando el consumidor toma el producto sino que a partir de ahí inicia el proceso para convertirse en algo más que una botella”, enfatizó Guzmán.

A través de la plataforma de sustentabilidad  de Coca-Cola: “Viviendo Positivamente”, se contribuye a mejorar la calidad de vida de las comunidades donde opera, mediante el desarrollo y apoyo de iniciativas en diferentes áreas, que incluyen acciones orientadas al cuidado del medio ambiente, con especial atención en el adecuado manejo de desechos sólidos y reciclaje.

Una las iniciativas que apoya en torno al tema de manejo de residuos sólidos, es el Programa de Separación en la Fuente y Recolección Selectiva, un plan integral de gestión ambiental de desechos que desarrolla junto a Ecored y Ciudad Saludable. El programa incluye la implementación de un plan piloto de recolección selectiva que contempla la inclusión económica y social de más de 100 recicladores en Santo Domingo Este, Samaná, y San Pedro de Macorís.