La Danza Movimiento Terapia es una actividad de integración cuerpo-mente que permite a las personas liberar estrés, conectar con sus emociones y superar sentimientos limitantes a través del movimiento.

Santo Domingo. El acelerado ritmo de vida actual contribuye a que las personas se desconecten de su corporalidad y solo la utilicen para realizar actividades rutinarias, sin estar conscientes de que el cuerpo es el principal canal de comunicación y el generador de emociones por excelencia.

La necesidad de equilibrar la mente y el cuerpo ha llevado al hombre a recurrir a innumerables técnicas. Una de las más modernas es la Danza Movimiento Terapia, que es una actividad de integración cuerpo-mente a través de dinámicas psicocorporales que ha demostrado su eficacia en la liberación del estrés y en el mejoramiento de las condiciones de vida de personas con autismo, depresión, ansiedad, hiperactividad, baja autoestima, síndrome de Down e incluso en pacientes con parálisis cerebral.

La experta en esta disciplina, la psicóloga clínica Patricia  Flores, explica que a través de la técnica se busca crear el balance psico-físico necesario, soltar ansiedad y conectar a las personas con sus emociones. “Cada parte del cuerpo nos cuenta una historia y es un elemento simbólico, por lo que es importante escuchar las señales que nos emite”, asegura.

Flores, quien se formó en Buenos Aires, Argentina, y es la única especialista en el país en Danza Movimiento Terapia, participó en el lanzamiento de la campaña “Felicidad es moverse, Moverse es felicidad”, que auspicia Coca-Cola , con el objetivo de crear conciencia en la población sobre la importancia de la actividad física y el movimiento para lograr bienestar y felicidad.

 La especialista explica que la desconexión entre la mente y el cuerpo lleva a las personas a somatizar, es decir, a reflejar problemas psíquicos a través de síntomas orgánicos de manera involuntaria, por lo que es necesario crear el equilibrio para lograr una vida plena.

“No se trata de una clase, sino de que cada participante realice movimientos libres que reflejan su propio simbolismo, aunque puedo sugerir movimientos que hagan que la postura y gestos de las personas cambien, para que abran sus cuerpos energéticamente”, señala.

Flores dice que uno de los principales beneficios de la Danza Movimiento Terapia es lograr que la gente tenga consciencia de su esquema corporal y de cómo se siente con este. “Con toda la presión social que existe hoy día, son comunes los complejos con respecto a la apariencia física. Pero si la mente y el cuerpo están en armonía y las personas están conectadas con esa esencia de felicidad, el bienestar surge”, explica la experta.

Esta actividad que ha tenido muy buena aceptación en los países más desarrollados, permite a las personas conectarse con sus emociones, entenderlas y aprender a superar sentimientos limitantes.

Asimismo, la Danza Movimiento Terapia es un mecanismo de socialización que lleva a los participantes a comprender que las situaciones que enfrentan son similares a las de otras personas, y que muchas de ellas han sido capaces de superarlas.

En su libro “Cuerpos en Movimiento” Flores muestra cuatro historias verídicas de cómo la Danza Movimiento Terapia puede transformar el interior de las personas.

En la publicación cita los casos de un niño huérfano, una religiosa depresiva con intención de suicidarse y una joven con parálisis cerebral, así como de la aplicación de la técnica en jóvenes de bachillerato. “Registrar los avance de cómo estas personas pudieron transformar sus vidas a través del movimiento fue un crecimiento profesional y personal para mí”, asegura.

La especialista recomienda realizar actividad física de manera regular, principalmente ejercicios como nadar, caminar y bailar, pero también destaca el efecto positivo de acciones tan básica como reír y jugar con nuestros hijos, pareja y mascotas.

Flores enfatiza la importancia de que las personas se realicen una revisión médica general antes de iniciar cualquier rutina de ejercicios para analizar sus condiciones físicas y así elegir los movimientos más adecuados. La especialista reitera que moverse es felicidad.