El pasado abril, Coca-Cola lanzó en Japón su primera bebida congelada lista para consumir.

Coca-Cola Frozen Lemon, disponible en un empaque flexible, refrescará a los consumidores japoneses en el calor del verano gracias a esta novedosa idea, producto de años de investigación y trabajo, que ofrece una deliciosa Coca-Cola de textura suave y similar a la de los sorbetes, con un toque de limón

Innovación en Japón: La excepción se convierte en la regla

Japón, donde cada año se lanzan al mercado 1.000 nuevas bebidas, sigue siendo un semillero de innovación para Coca-Cola. Coca-Cola Frozen Lemon llega después de los recientes lanzamientos de Coca-Cola Peach y Coca-Cola Plus, una bebida perteneciente a la categoría FOSHU (Food of Specified Health Use - Alimentos para Usos Específicos de Salud), con fibra dietética.


Durante más de ocho años, Coca-Cola Japón estuvo investigando, desarrollando y probando ingredientes para perfeccionar la fórmula  y la tecnología de enfriamiento para Coca-Cola Frozen Lemon. La bolsa permitirá a los consumidores japoneses, quienes tienen una afinidad con la innovación, disfrutar la nueva bebida congelada en un caluroso día de verano sin mojarse las manos y sin que éstas se sientan pegajosas. Los consumidores pueden alcanzar el nivel crocante deseado apretando los empaques resellables.

El lanzamiento de Coca-Cola Frozen Lemon promueve la visión del CEO de Coca-Cola, James Quincey, de una compañía total de bebidas, impulsada por una cultura emprendedora e inspirada en la innovación. Esto incluye adoptar un enfoque de prueba y aprendizaje en R&D, y expandir marcas e ideas exitosas alrededor del mundo.