De pie, delante las instalaciones de la finca pecuaria de EARTH, Alex Fabricio Caballero deja por unos minutos su clase sobre manejo de animales como cerdos, vacas y ovejas para contarnos su historia: “Yo nací en una comunidad rural y ahí me crié”.


Alex cursa su tercer año en EARTH, gracias a una beca completa otorgada por la Fundación Coca-Cola. Es oriundo de una pequeña comunidad llamada Los Alfaros, en inmediaciones de la ciudad de Comayagua, Honduras, una zona donde se produce café y otros granos básicos como el maíz y los frijoles, sobre todo en modelos de economías de subsistencia.

“Vengo de una zona con muchas dificultades, poco acceso a la educación”, cuenta Alex, lo que lo obligó a migrar a la ciudad para poder realizar sus estudios primarios y secundarios.

Pero cuando llegó el momento de decidir qué carrera estudiar Alex se dio cuenta de que tenía muy pocas opciones: “Irme a la capital y trabajar para estudiar era muy complicado”, comenta.

Al principio quería estudiar física, pero se dio cuenta que sería difícil. Aprovechando su familiaridad con el mundo rural donde creció empezó a hablar con algunos amigos ingenieros agrónomos. Uno de ellos era una graduada de EARTH.

Ella le habló de la universidad, del proceso de admisión, de la posibilidad de obtener una beca, y desde ahí comenzó a enfocarse en lo que debía hacer para estudiar allí.

“Lo primero que me sorprendió es que nunca había estado en un lugar tan verde, yo soy del trópico seco”, dice Alex al momento de recordar sus primeras impresiones.

Conocer muchas culturas es lo que Alex resalta en cuanto a su experiencia como estudiante de EARTH: “Interactuar con personas de otros lugares, aprender a comunicarme”.

Actualmente Alex está enfocado en la agricultura de precisión, que consiste en hacer un manejo sostenible de los recursos con técnicas avanzadas de manejo de información y datos de campo, utilizando tecnologías como los sensores, la informática y los drones.

Entre los planes de Alex está la idea de seguir estudiando. “En Honduras hay muchos profesionales pero no muchos tienen una especialización. Me gustaría especializarme para regresar con una formación más sólida y ser más competitivo”.

Un lazo con Coca-Cola

Por esas vueltas raras del destino, el papá de Alex trabajó en Cervecería Hondureña, que es parte del Sistema Coca-Cola en Honduras.“Él trabajó durante 9 años como chofer y repartidor”.

Hoy Alex recibe una beca completa de la Fundación Coca-Cola para estudiar en EARTH.

Lo que más recuerda Alex de esta época son las celebraciones que a Compañía hacía en fechas claves como el Día del Padre o el Día del Niño. También cuando su papá lo llevaba en algún recorrido de reparto.

Si quieres conocer más historias lee: Becados por la Fundación Coca-Cola en la Earth, la universidad que forma agentes de cambio.