Excusas. Esta es la palabra eliminada de las vidas de Victoria Fishel y Ana María Grau, atletas que estarán representando al Team Powerade el próximo 20 de octubre.

Conoce aquí todo lo que debes saber del Reto Powerade 2019

Ellas están convencidas de que pueden alcanzar sus metas y, gracias a la ayuda de su equipo de atletismo Running Chics, trabajan día a día para lograrlo.

El camino recorrido por ambas no ha sido sencillo, sin embargo, su dedicación y motivación por conseguir sus objetivos ha sido más grande que cualquier barrera.

“Quiero hacer las seis maratones más grandes antes de cumplir los 50” Victoria Fishel



Victoria Fishel empezó hace seis años a correr y lo hizo por diversión y también por salud. Siempre había sido deportista pero jamás imaginó que a sus 39 tendría dos maratones de los grandes: Chicago y Nueva York.


Te puede interesar: Vera Valdez: Una guatemalteca conquistando el mundo del Crossfit

“Toda la vida he sido deportista, hace seis años empecé a correr, primero hice 21 kilómetros y luego en 2017 hice mi primera maratón en Chicago, quedé picada como dicen y entrené más duro para correr la siguiente”, dice la atleta.

Vicky, como se le conoce en Running Chics, trabajó y entrenó fuerte para la edición 2018 de la maratón de Nueva York, no obstante, una lesión a pocos kilómetros de terminar casi la hace abandonar la carrera.

Al kilómetro 30 la pierna de Vicky no dio más. Sus amigas le apoyaron e impulsaron a no abandonar la carrera, era su segunda maratón y faltaba muy poco para terminar.

“Tuve una fractura por estrés durante la competencia, la sufrí mucho pero la disfruté también, es de los momentos más emotivos que he tenido en mi vida”, cuenta.

Con el apoyo de sus amigas Xinia Carvajal y Melissa Mora, pudo continuar la carrera hasta cronometrar 42 kilómetros, sin embargo, a pocos metros de terminar su cuerpo ya no dio más.

“A 100 metros de terminar paré en seco, tuve un bloqueo total, mis dos amigas me decían ¿cómo va a parar aquí? ¡vea la meta! ¡tiene que seguir! nos agarramos de las manos las tres y pasamos la meta juntas, gracias a ellas pude terminar la maratón y ahora contar la historia”, recordó.

Este suceso, lejos de ser una mala experiencia para Vicky, es una motivación más luchar por sus metas.

“Quisiera completar las Six Majors (Maratón de Tokio, Boston, Londres, Berlín, Chicago y Nueva York), llevo dos y me faltan cuatro, quiero hacerlas antes de los 50 años y acabo de cumplir 40”.

“Pensar en completar una carrera era como levantarme un día y subir el Everest”. Ana María   

A veces las personas empiezan a correr por diversión, por salud o por motivación personal. En el caso de la Ana María Grau, atleta Powerade, fue por sus cuatro hijos.


“Tengo cuatro hijos de diez, ocho, siete y seis años, ellos definitivamente me cambiaron la vida y la perspectiva de ver las cosas, me di cuenta que les había tocado una mamá que iba a ser viejilla y ellos jóvenes, me preocupé por mi nutrición y salud general”, señaló.

También puedes leer: Un politólogo que decidió defender el deporte de su país con el esgrima

Ana María, de 49 años, empezó hace un año y nueve meses a correr, el camino, según cuenta, no ha sido fácil pero el resultado ha sido más que satisfactorio.

“Cuando empecé a correr en enero mi meta era hacer 10 kilómetros a final del año. Una meta muy ambiciosa para alguien que no corría ni 100 metros, era como levantarme un día y subir el Everest, pero logré terminar mi primera media maratón en diciembre, todas mis expectativas fueron superadas”, cuenta.

Este año ya hizo 32 kilómetros y la idea de hacer una maratón le atrae. Según cuenta su próxima meta es correr una de las grandes el próximo año. Sin embargo, los 10 kilómetros es una distancia que disfruta mucho.

“Los 10 kilómetros me encantan, el Reto Powerade es un verdadero reto, quiero terminarla bien y mejorar un poco mi tiempo”.


Tanto Vicky como Ana María concuerdan en que la disciplina y constancia es vital para lograr sus metas, además del apoyo incondicional de las personas a su alrededor.

“Nunca es tarde, el que quiere puede, les digo a todos que busquen su motivación, sin excusas; nosotras entrenamos con mujeres de más de 60 años que disfrutan correr, no importa la edad sino la motivación que tenga cada una” dice Ana María.

Ellas forman parte del Team Powerade que estará compitiendo el próximo 20 de octubre en la distancia de 10 kilómetros.