#TeamCocaCola es un grupo internacional de jugadoras, cada una de los cuales demuestra una pasión férrea por el fútbol y comparte un objetivo común con Coca-Cola: empoderar a las mujeres en todo el mundo. Una serie de cortometrajes que se lanzaron a principios de mayo muestra a cada miembro del Equipo Coca-Cola, destacando su jornada hacia la Copa Mundial Femenina de la FIFA Francia 2019 y los obstáculos que enfrentaron en el camino:

Sara Däbritz (Alemania): Sara es centrocampista de la selección alemana y compitió en los Juegos Olímpicos de Verano 2016, en los que Alemania ganó la medalla de oro. Participar en la Copa Mundial Femenina de la FIFA es un sueño hecho realidad para Sara, que juega fútbol desde que tenía cinco años.

Abby Dahlkemper (EE. UU.): Abby es defensa central de la selección nacional de fútbol de Estados Unidos, los actuales campeones mundiales. Después de superar una infección que puso en riesgo su carrera, su pasión por el fútbol es más fuerte que nunca mientras se prepara para el torneo.

Debinha (Brasil): Debinha juega como delantera para la selección nacional de Brasil. Después de años de luchar por la igualdad de género en el fútbol, ella se siente orgullosa de jugar el deporte que ama, al mismo tiempo que representa a su país e inspira a niñas y jóvenes en todo el mundo.

Grace Geyoro (Francia): Grace es mediocampista defensa de la selección francesa. Luego de que iniciara su carrera en el fútbol en un equipo local del club masculino, ha superado las dificultades y le emociona el futuro del fútbol femenino.

Saki Kumagai (Japón): Saki es defensa y capitana de la selección nacional de Japón. Como parte del Equipo Coca-Cola, ella espera servir de ejemplo para niñas y jóvenes en todo el mundo e inspirarlas a competir en futuras ediciones de la Copa Mundial Femenina de la FIFA.

Desire Oparanozie (Nigeria): Desire es delantera de la selección nacional de Nigeria y ha competido en los torneos de la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2011 y 2015. Apasionada por motivar a las mujeres jóvenes para que sean lo que quieran y quienes quieran ser, ella se siente orgullosa de representar a su nación y espera ser un modelo a seguir para las niñas y jóvenes en su país y en todo el mundo.

"Para nosotros fue importante elegir a miembros del equipo que reflejen nuestros valores y que sirvan como modelos a seguir", expresó Jan Schetters, Gerente Global de Fútbol de la Compañía Coca-Cola. "Cada miembro del Equipo Coca-Cola tiene antecedentes únicos que demuestran su compromiso con la promoción del fútbol femenino".

#TeamCocaCola

Estas seis atletas, las primeras de muchos miembros de #TeamCocaCola que se unirán a la familia Coca-Cola a través de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, serán presentadas en las redes sociales y digitales de Coca-Cola, promociones en tiendas y otros.

Coca-Cola se ha asociado con el Fan Movement de la FIFA para ayudar a los aficionados del fútbol en todo el mundo a que envíen mensajes de apoyo a sus jugadores favoritos, utilizando el hashtag #MessageAStar. Los mensajes, que serán recopilados y revisados por el equipo del Fan Movement de la FIFA, tendrán la posibilidad de ser compartidos durante el torneo a través de pantallas en el estadio, contenido en redes sociales e incluso notas físicas que serán entregadas a los jugadores. Los mensajes califican para ganar grandiosos premios, como la oportunidad de conocer y saludar a los jugadores en Francia o en los países de origen de los mismos, además de balones autografiados y más.

Coca-Cola ha apoyado todas las Copas Mundiales Femeninas de la FIFA desde el su primera edición en 1991. "Con más de 4 mil millones de fans en todo el mundo, hemos visto una y otra vez que el fútbol es el deporte más popular del mundo y que reúne a personas todos los orígenes y estilos de vida", explicó Schetters. "Como socios recurrentes, estamos ansiosos por poner a las futbolistas de élite en el centro de atención y contar sus historias dentro y fuera de la cancha".

Durante muchos años, Coca-Cola ha abogado por la participación de las mujeres en los deportes, tanto dentro como fuera del terreno de juego. Alice Coachman se convirtió en la primera atleta femenina patrocinada por Coca-Cola después de los Juegos Olímpicos de 1948, lo que la convirtió en la primera mujer afroamericana en ganar un acuerdo de patrocinio.

En los últimos años, la marca se ha asociado con algunas de las mejores atletas del mundo, como Simone Biles, Missy Franklin y Michelle Kwan. En 2011, Coca-Cola inició una asociación con Alex Morgan, convirtiéndola en la primera jugadora de fútbol patrocinada por Coca-Cola. Antes de los Juegos Olímpicos de Verano de Londres 2012, Morgan fue seleccionada como miembro del grupo de Coca-Cola "Eight-Pack", un grupo de embajadoras del equipo de EE. UU., patrocinado por la marca. En ese momento, ella era la miembro más joven de la Selección Nacional de Fútbol Femenino de los Estados Unidos.