Una de las medidas de seguridad más efectivas para evitar el contagio del coronavirus es el aislamiento social y, en la medida de lo posible, quedarte en casa. Por eso, pedir comida y víveres a domicilio es una gran alternativa para evitar salir de ella.

Según los Centros para el Control y la Prevención y de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), no se ha conocido la transmisión del coronavirus a través de los alimentos, y “existe un riesgo extremadamente bajo de propagación a través de productos alimenticios o envases que hacen un recorrido de días o semanas a temperatura ambiente, refrigerada o congelada”

Quizá te pueda interesar: 10 razones para apoyar las tiendas o colmados de barrio durante la cuarentena

Documento sin título

Sin embargo, es mejor que tengas en cuenta las siguientes recomendaciones de seguridad e higiene para todas las personas que participan en la cadena de domicilios:

Si eres dueño de una tienda, restaurante o colmado.

  • Control diario: controla el estado de salud de los trabajadores que prestan este servicio en tu negocio.

  • Recurrir a las autoridades: en caso de que alguno de tus trabajadores presente signos y síntomas compatibles con COVID-19, informa a las autoridades de salud y sigue sus recomendaciones.

  • Implementos de seguridad: suministra una mascarilla y guantes (desechables en lo posible) a los domiciliarios.

  • Seguridad para domiciliarios: dota de overol o bata al domiciliario para que al final de la jornada se cambie de ropa. Además, asígnale un espacio dentro de tu negocio y una bolsa plástica limpia para guardar su ropa.

  • Lavarse las manos: tú y tus empleados deben hacerlo con agua, jabón y toalla limpia, mínimo cada 3 horas y al terminar los servicios o al salir del sitio de entrega y cuando se retiren los guantes.

  • Registro de entregas de los clientes: con dirección y teléfono que sirva como referencia para las autoridades sanitarias en caso de que alguno de tus trabajadores salga positivo para COVID- 19 y se puedan rastrear los contactos.

  • Medios de pago: informa a tus clientes que solicitan domicilio la forma de pago y preferiblemente evita recibir dinero. De ser posible, recibe el pago con tarjeta, para evitar el contacto y la circulación de efectivo. En caso de no tener datáfono, pídele al cliente el valor exacto.

Cómo proteger los implementos de trabajo

  • Limpieza diaria: limpia y desinfecta el vehículo donde se llevan los domicilios (incluyendo las canastas u otros elementos donde se cargan los productos), al terminar la jornada laboral. Te recomendamos hacer la limpieza con detergente de uso común y paño limpio, mientras que la desinfección con hipoclorito de uso doméstico; déjalo 10 minutos en contacto con las superficies y retíralo con un paño húmedo.

  • Para los vehículos: si la entrega se realiza en moto o bicicleta, el domiciliario se debe desinfectar de ida y regreso de cada entrega (deseable que sea con alcohol al 70%).

Si eres cliente y pides domicilio

  • Precaución en quien recibe: evita que quien reciba el domicilio presente síntomas respiratorios.

  • Evita el contacto físico: asegúrate de que el domiciliario se encuentre a mínimo 1.5 metros de ti cuando recibas los productos.

  • Si vives en conjunto o edificio: recibe el domicilio en la entrada principal.

  • Cuando tengas el producto en tus manos: sácalo de la bolsa y desinféctalo.

  • Lávate las manos: con agua y jabón, luego sécate con una toalla limpia después de recibir cada domicilio.