La iniciativa 'Vigilantes del Agua' promueve la reducción del consumo de agua en las escuelas y la concientización sobre la importancia de su uso eficiente.

Gracias a la iniciativa 'Vigilantes de Agua' impulsada por el Sistema Coca-Cola, la Fundación Coca-Cola, el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA), el Ministerio de Educación Pública y la Fundación ALIARSE, alrededor de 145 centros educativos han mejorado su infraestructura hídrica y 1845 estudiantes han sido capacitados sobre el ahorro y optimización del agua.

En 12 años de operación, 'Vigilantes del agua' ha permitido el ahorro de más de 739 millones de litros de agua -equivalentes a 284 piscinas olímpicas-.

¿Cómo ha funcionado vigilantes de agua durante el aislamiento?

Desde el 2020, el programa intervino en 10 centros educativos, en los que impactó de forma positiva a más de 8,700 estudiantes. Estos centros fueron beneficiados para que tuvieran acceso a agua potable y pudieran reabrir sus puertas en este año. A otro grupo de estos centros educativos se les mejoró la infraestructura con el fin de ahorrar agua.

Por su parte, los estudiantes de la Escuela Gabriela Mistral -ubicada en la Guácima de Alajuela- podrán iniciar su curso lectivo a partir del mes de febrero, ahora que el centro educativo cuenta con un servicio de agua potable óptimo. 

“Para nosotros es una gran satisfacción formar parte de este proyecto en un momento tan importante como lo es el regreso seguro a clases. El protocolo sanitario para este retorno señala que los centros educativos deben contar con servicio de agua para impartir clases en modalidad presencial. Por medio del programa ´Vigilantes del agua´, se hicieron cambios en infraestructura de tuberías, se instalaron tanques de almacenamiento de hasta dos días y dispositivos que permiten el restablecimiento del recurso hídrico; gracias a ello será posible la apertura de centros educativos como la Escuela Gabriela Mistral”, recalcó William Segura, Gerente de Asuntos Públicos y Comunicación de Coca-Cola Company para Centroamérica.

Se espera que durante el 2021, el programa trabaje con otros 10 centros educativos nuevos, lo cual permitirá un ahorro de 30 millones de litros de agua, para beneficio de aproximadamente 6.000 estudiantes de todo el país.

“Gracias a la unión del trabajo público – privado, se maximizan los esfuerzos de los distintos sectores para contribuir a garantizar el acceso al agua potable” concluyó Aitor Llodio, Director Ejecutivo de ALIARSE.