Más de 63 mil jóvenes venezolanos han participado en las clínicas gratuitas de béisbol y fútbol impartidas en estos 10 años de Caimaneras Coca-Cola.

Cada año más comunidades y equipos de distintas zonas del país se suman a la actividad organizada por el Sistema Coca-Cola de Venezuela, que ha contado con la presencia y el apoyo de jugadores profesionales, quienes no solo comparten su experiencia en el terreno, sino que también destacan los valores implícitos en el deporte, como son la responsabilidad y la dedicación.

Los profesionales Armando Araque, delantero de Estudiantes de Caracas; Jesús Quintero, volante recuperador de Estudiantes de Caracas, y Carlos Moreno, central del Atlético Venezuela, han acompañado a los adolescentes este año.

“Caimaneras Coca-Cola brinda la oportunidad a jóvenes entre los 12 y 17 años, de practicar en una serie de destrezas y habilidades necesarias no solamente en la parte física, sino en la parte humana. Es esparcimiento, intercambio y emoción que prepara a jóvenes atletas para futuros retos”, destaca Walewska Miguel, Gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola Venezuela.

En su onceava temporada, 800 jóvenes han asistido a las clínicas deportivas realizadas en las parroquias 23 de Enero, El Paraíso, El Recreo y Sucre, del Municipio Libertador del Distrito Capital, y en los Municipios Guaicaipuro y Sucre, del estado Miranda.

La fuerza del ejemplo

“Es una experiencia muy positiva el venir a compartir con los niños y dejarles una impresión de que todo en la vida se puede lograr con sacrificio y esmero”, dice Armando Araque.

El delantero de Estudiantes de Caracas Sport Club remarca además que se les recuerda que siempre deben tener los estudios en primer lugar.

“Para mí es muy gratificante aportar un granito de arena a sus vidas y que ellos vean en uno un ejemplo de una superación, porque al igual que ellos uno viene de un barrio, de una cancha humilde”, reflexiona Araque.

Atletas de la Olimpiadas especiales en la clínicas de fútbol de Caimanera.

Entusiasmo y orgullo

La experiencia de tantos años demuestra que al ser convocados, los chicos se entusiasman y se  sienten orgullosos, lo que genera en ellos pensamientos positivos. “Sienten un gran apoyo a su formación y valoran el recibir nuevos conocimientos de otros entrenadores”, cuenta el Profesor Federico Lira González, Director del Deportivo Novaires Fútbol Club.

“Al terminar la jornada regresan a sus casas muy contentos de llevar puesto el uniforme de Caimaneras Coca-Cola”, concluye.