Recientemente, Coca-Cola North America presentó sus nuevas instalaciones de alta tecnología, donde los distribuidores y clientes de restaurantes pueden desarrollar de forma conjunta planes de negocios, además de dar un vistazo al canal de innovación de la compañía.

El nuevo KOlab, el cual duplica la capacidad de la sede anterior para reuniones, ha sido diseñado para ayudar a los clientes de Coca-Cola a navegar por el versátil panorama de las tiendas y los restaurantes. El espacio albergará sesiones interactivas para que los equipos y clientes de cuentas Coca-Cola exploren tendencias e ideas y descubran oportunidades de crecimiento.

Una sala de inmersión digital ofrece una experiencia de Realidad Virtual (RV) personalizable, donde los clientes pueden experimentar por medio de demos nuevas soluciones de merchandising, además de visualizar los productos de Coca-Cola en los entornos de sus tiendas. Por ejemplo, un distribuidor de abarrotes puede ver cómo los clientes descubrirán bebidas específicas en el estante, o el administrador de un restaurante puede observar cómo los comensales interactúan con un nuevo refrigerador o con un menú digital.

Entre algunas de las características adicionales se encuentra un área de activación para chefs, donde los expertos culinarios pueden mostrar la conexión entre las bebidas de Coca-Cola y los alimentos. Adicionalmente, se incluyen un área de innovación de bebidas, y un espacio para grupos de discusión.

"Básicamente, KOlab nos ayuda a desarrollar relaciones con nuestros valiosos clientes, y a trabajar con ellos para descubrir ideas que contribuirán con el crecimiento de su negocio y con el del nuestro", apuntó Robin Perry, Gerente General de KOlab. "Como aliados estratégicos de confianza, con un compromiso de larga data a ser los mejores socios comerciales de nuestros clientes, ellos esperan de nosotros soluciones de liderazgo intelectual, innovación y colaboración, que tomen en cuenta las tendencias actuales y a los clientes y comensales del futuro".

Durante seis meses, el equipo de KOlab trabajó en la reconstrucción y renovación del espacio anteriormente conocido como Shopper Experience and Innovation Center (SEIC), (Centro de Innovación y Experiencia para Clientes), teniendo en consideración los aprendizajes de las instalaciones homólogas en Shanghái y Bruselas, y las amplias entrevistas con clientes y empleados de Coca-Cola.