El Presidente y Gerente General de Coca-Cola, James Quincey, informó a los analistas el pasado 31 de agosto sobre los planes que tiene la compañía para comprar la marca internacional de café Costa a su empresa matriz Whitbread PLC.

El acuerdo de $ 5,100 millones, que se espera se concrete en el primer semestre de 2019, impulsará significativamente la presencia de Coca-Cola en el negocio de rápido crecimiento del café, expresó Quincey.

A continuación presentamos los aspectos más destacados de sus comentarios:

'Esta es una estrategia cafetalera, no una táctica minorista'.

Costa opera casi 4.000 cafeterías en el Reino Unido, China y otros mercados en Europa, Asia Pacífico, Medio Oriente y África. Es la marca de cafetería favorita en el Reino Unido, gracias al enfoque de la compañía en el café de calidad, en sus baristas altamente capacitados y la lealtad de los clientes.



Pero el comercio minorista es solo una parte de las capacidades de Costa; el portafolio de la compañía incluye un negocio de máquinas dispensadoras de café, opciones de café para el hogar y una tostadora.

"No se trata de tener la mayor cantidad de locales comerciales", señaló Quincey. "Se trata de tener el número correcto de establecimientos para construir la marca de forma rentable donde queremos y trabajar sinérgicamente en los cuatro segmentos cafetaleros [cafeterías, máquinas dispensadoras, café listo para tomar y opciones para el hogar].

"Vemos una oportunidad para que una marca global llegue a los cuatro [segmentos cafeteros]".


 

'Costa es una marca que puede competir en múltiples formatos y canales'.

Hasta ahora, Coca-Cola ha competido en la categoría de café listo para tomar (RTD), un segmento relativamente pequeño del negocio mundial del café y el té.

"Creemos que Costa nos abre la puerta a esta categoría de crecimiento rápido, valorada en medio billón de dólares", apuntó Quincey. "Es una gran marca, con un café de excelente sabor. Costa...presenta la oportunidad de generar gran valor al combinar esa plataforma con sus habilidades de marca y nuestra experiencia en el mercado y alcance global ".


"Seremos un socio total de bebidas bastante mejores para nuestros clientes".

El negocio de las máquinas dispensadoras de café de Costa y las instalaciones de tostado de clase mundial le permitirán a Coca-Cola ofrecer más opciones de café a los clientes, desde servicios de alimentos y tiendas de conveniencia, hasta el hogar. "Han desarrollado las piezas del rompecabezas que nos permitirán unirlas con el resto de nuestro portafolio, ya sean botellas o surtidoras o nuestras propias máquinas dispensadoras, y ser proveedores de bebidas bastante mejores para nuestros clientes, en muchos canales", expresó Quincey. .

La adquisición también le permite a Coca-Cola expandir la marca Costa en la categoría de productos listos para beber, en el segmento de opciones de café para el hogar y en categorías potencialmente inmediatas como el té.

"Esta es una marca, plataforma y conjunto de capacidades ya maduras para su expansión global", comentó Quincey.

Lea el comentario de Quincey sobre la adquisición.