Es la celebración de la primavera en su máximo esplendor por medio de su expresión más genuina: las flores. Durante la Feria de las Flores en Medellín los famosos Silleteros, campesinos, artesanos expertos en elaborar adornos florales, exponen y concursan con sus creaciones.

Coca-Cola, como parte de la vida cultural de las comunidades donde opera, no quiso ser ajena a esta fiesta y participó con su propio arreglo y muchas actividades más.

“La Feria de las Flores es un evento muy relevante para Medellín e incluso para el país, pues muchas personas viajan de otras ciudades para disfrutar de esta feria. Nuestra participación estuvo enfocada en la participación en la Plaza de Flores en Ciudad del Río, siendo su tercera edición”, cuenta Juan Pablo Tamayo, Portfolio Execution Sr. Manager para Colombia.

En ese espacio los consumidores podían compartir en familia, disfrutar de una exhibición de autos clásicos, la elaboración de silletas, gastronomía tradicional, artesanos, presentaciones musicales entre otras actividades.

La marca estuvo presente con su plataforma de lealtad Coca-Cola For Me,  contó con  un kiosko para redenciones físicas e información para que los consumidores puedan conocer más detalles sobre esta aplicación. “Tuvimos un concurso para entregar boletas para el desfile de los Silleteros,  que es uno de los eventos más importantes y relevantes culturalmente en el ámbito de la Feria, a través de sus bubbles las personas podían obtener las boletas”, añade Tamayo.

El Desfile de Silleteros es el evento central de la Feria de las Flores en Medellín, donde se despliegan millones de flores cargadas en silletas a la espalda, las cuales son un laborioso trabajo generacional de los campesinos, quienes con más de 80 variedades de flores componen paisajes, retratos, mensajes con valores autóctonos y cívicos, y creaciones propias de los autores.