El pasado viernes 18 de septiembre tuvo lugar el Foro Virtual: Reciclaje en América Latina, organizado por la IRR —Iniciativa Regional de Reciclaje Inclusivo— y la Compañía Coca-Cola

El evento, que se transmitió en vivo por el canal de Youtube del IRR, contó con la participación de representantes de diversas organizaciones de la región. La conversación, moderada por Jadira Vivanco, Coordinadora Regional de la IRR, abordó aspectos relevantes de la industria del reciclaje: la importancia de la separación en la fuente, el papel de las alianzas público-privadas, la necesidad de tener estrategias de educación de cara a los consumidores.

Documento sin título

Sin duda, el mensaje más reiterativo es que el reciclaje no es cuestión de una persona o una entidad, sino que necesita el compromiso de todos. Por eso, resumimos 5 conclusiones que dejó el foro, con el fin de que la conversación continúe y que se generen nuevos espacios como este.

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo BID, el 46% de las personas no recicla porque cree que es un proceso muy difícil, mientras que otro 40% no lo hace porque considera que no funciona.

Ante ese panorama Mariely Ponciano aseguró que el éxito del reciclaje está en cambiar nuestros hábitos y costumbres, por lo que la educación, según su análisis, es el camino.

“Debemos hacer entender a las personas que la gestión adecuada de los residuos es una responsabilidad compartida, en la que cada uno tiene un rol, incluyendonos a nosotros los consumidores”, puntualizó Mariely. Conscientes de ello, en República Dominicana se creó NUVI, un proyecto que busca cerrar el ciclo de las botellas plástico.

Jonn Henry Villamizar, por su parte, identificó los que para él son los retos que la pandemia ha traído al reciclaje.

  • Recicladores: han tenido que enfrentar muchas restricciones de movilidad y seguridad; sin embargo, Henry destacó la actitud trabajadora y “pujante” de los recicladores, quienes han cumplido y “siguen construyendo sociedad”.
  • Transformadores: “Hemos tenido que hacer un gran esfuerzo para tener la mayor normalidad posible, cumpliendo todos los protocolos y asumiendo los gastos extra que esto significa”, dijo. 
  • Productores: “Hay que resaltar que los productores han sido conscientes de la necesidad de no parar el consumo de material reciclado, pues esto tendría un impacto muy fuerte en los demás actores de la cadena”.
  • Consumidor: El principal reto que tienen los consumidores, según Jhon Henry, “es pasar de la intención a la acción, ya que eso nos permitiría cerrar la cadena del reciclaje”.

Así lo aseguró Sonia Solis, quien destacó la importancia de las alianzas público-privadas, pues “nos permiten innovar en términos de recursos para alcanzar un objetivo común, desde la mejora de las prácticas de sostenibilidad en la región".

Estas alianzas, aseguró Solis, “permiten priorizar objetivos generales y movilizar recursos financieros, técnicos y humanos para ser parte de la solución”. Además, enfatizó que el éxito depende de “reconocer que cada actor tiene un aspecto esencial que aportar”.

Verónica Arias compartió lo que ella considera necesario para tener políticas públicas encaminadas a tener una economía circular. Primero, contar con sistemas eficientes de recolección de residuos, ermitiendo “que los productos tengan la capacidad de ser reusados y reciclados”. 

Luego, aseguró que la ciudadanía “debe ser consciente del consumo responsable y exigirle a sus decisores políticos y a las empresas conductas alineadas con la sostenibilidad”.

En esta vía, agregó Arias, “se necesita una verdadera educación ambiental” y, en un nivel mayor, “una política de estado” que tenga impacto a largo plazo, y que incluya normas que den incentivos a quienes reciclen voluntariamente y que penalicen a quienes no.

Ileana Gamboa es Vicepresidente de Transformación del Negocio de Coca-Cola en la región Latin Centro y lidera la estrategia para la región por “Un Mundo sin residuos”. Para ella, hay dos cosas fundamentales que se necesitan en la cadena del reciclaje: compromiso y colaboración.

“Desde la Compañía Coca-Cola tenemos la visión Un Mundo sin Residuos, donde tenemos compromisos en tres frentes: que todos los materiales que utilicemos sean reciclables; para el año 2030, recuperar y reciclar el equivalente a cada uno de los empaques que ponemos en el mercado; incorporar, para nuestros empaques, un 50% de material reciclado”, dijo Gamboa.


Ileana también resaltó que la compañía viene trabajando en temas de diseño de sus empaques, innovando para que tengan menor impacto en el medio ambiente; en estrategias de recolección y, por último, en alianzas con diferentes actores clave en cada uno de los mercados.

Revive el foro aquí: