Cómo no escribir de la ciudad que me vio nacer y crecer, con su clima caluroso y húmedo, y su mezcla de todas las culturas gracias a las grandes migraciones hacia el centro urbano de todas las provincias de Ecuador, buscando un mejor vivir.

Conocida como la Perla del Pacifico, Guayaquil es la ciudad más grande de Ecuador y el punto de acceso para los viajeros que visitan las Galápagos.

Guayaquil ha tenido un cambio radical en los últimos 20 años, y ahora que no vivo en Guayaquil cuando me toca regresar me gusta recorrer el centro de la ciudad como si fuera un turista.

Aquí mi ruta preferida, con algunas de las actividades y paradas para el viajero:

Desayuno típico de un Guayaco:

Mi primer recomendación es iniciar el recorrido con un desayuno típico de la esquina de las calles  Chile y Vélez en el restaurante Las 3 Canastas. Lo recomendable es un rico bolón de queso o de chancho (Platano verde majado entre frito y hervido) con una taza de café y jugo natural.

Parque de las iguanas:

Luego de tener la barriga llena, comienza una caminata por el centro de Guayaquil, con dirección al famoso Parque Seminario, también conocido como el Parque de las Iguanas. Para muchos extranjeros es su primera experiencia con iguanas terrestres tan dóciles, dispuesta a posar para las fotos. Al medio día se les puede dar de comer y es todo un espectáculo.

Malecón 2000 o Malecón Simón Bolívar:

Después, toma una caminata por el malecón y siente la brisa del Manso Guayas (Río Guayas). Al recorrer los 2.5 kilómetros (26 cuadras), alrededor de una hora y 45 minutos te encontrarás con: jardines, lagunas artificiales, fuentes de agua, miradores, muelles plazas, monumentos históricos como La Rotonda (Monumento del encuentro a los libertadores Simón Bolívar y José de San Martín);  museos, cines, centros comerciales, restaurantes, bares, patios de comida, juegos infantiles y todos los atractivos, servicios y comodidades que necesita un turista.

Una parada obligatoria es tomar la típica foto con las letras Guayaquil en todo el Hemiciclo La Rotonda o conocido como el monumento de los libertadores Simón Bolívar y San Martín.

Ahora hay una nueva atracción, una rueda moscovita llamada “La Perla”, desde donde se puede apreciar a la ciudad en vista panorámica.

Barrio Las Peñas:

Las Peñas es un barrio privilegiado, lleno de historia, transformación arquitectónica y con una vista de 360, desde donde verás al río Guayas, el centro, norte y sur de Guayaquil.

Además de la arquitectura muy particular de cada una de las casas, para llegar a la cima del cerro, donde se encuentra un faro mirador, debes subir por 444 escalones. Todo este recorrido -descansando, tomando fotos, refrescándose en algún establecimiento- te tomara unas 2 horas.

Puerto Santa Ana:

Si aún te queda energía, este es un reciente complejo inmobiliario y turístico que cuenta con plazas, museos y un malecón que bordea al río Guayas. Puedes recorrerlo en dos hora. Es un lugar perfecto para probar una rica cerveza nacional en la Plaza Pilsener o en el Museo de la Cerveza, donde también se desarrollan eventos artísticos y puedes visitar algunos museos acerca de la música popular ecuatoriana, entre ellos nuestro artista icónico Julio Jaramillo, conocido como el ruiseñor de América.

También están los museo de los equipos de fútbol, Barcelona y Emelec, nacidos en la zona del Astillero en Guayaquil. Puerto Santa Ana, a diferencia del Malecón 2000 o barrios de las Peñas es un sector más exclusivo, con restaurante, bares y hoteles mucho más costosos.  

Aquí el mapa con las paradas de este tour: 

 


¿Te gustó este artículo? Compártelo con tus contactos o amigos