Maylín Chamorro es una bióloga oriunda de Escazú, Costa Rica, que pertenece a la Asociación para la Conservación y el Desarrollo Sostenible de los Cerros de Escazú (CODECE) desde hace 15 años. La asociación tiene más de 30 años de trabajar por la conservación de esta zona protegida, que abarca alrededor de 17 mil hectáreas.

CODECE trabaja en proyectos de educación ambiental, agricultura orgánica y turismo rural comunitario, entre otra iniciativas, a lo que le han añadido la conservación de cuencas hídricas, al sumarse al proyecto Agua por el Futuro, impulsado por el Sistema Coca-Cola, gracias al relevamiento y enlace que  FUNDECOR, socio local de The Nature Conservancy (TNC), hizo para aunar esfuerzos y trabajar en lo que son objetivos comunes.

8 proyectos de protección de bosques para cuidar el agua en Costa Rica

“Hemos incluido nuestras fincas de zonas protegidas a los Fondos de Agua, en concreto son dos fincas, una que ya es bosque y la otra que se encuentra en regeneración, sumando una superficie de 10 ha entre las dos”, comenta Maylín.

De esta manera, las distintas asociaciones se integran y complementan haciendo aportes al proyecto. “TNC es una organización muy reconocida en materia de conservación, cuentan con un gran conocimiento, y nosotros aportamos desde la parte comunitaria, con todo nuestro conocimiento de estas montañas y su gente, en una zona muy importante en lo que se refiere a captación de agua, con muchas nacientes y disponibilidad de recurso hídrico”, explica Maylín.

Camino a las nacientes

Después de conversar con Mailin sobre CODECE sobre los principales retos de cuidar las montañas de Escazú nos metimos dentro de ellas para ir buscar una de las tantas nacientes que Agua para el Futuro está protegiendo.

La subida empieza en 4 x 4 y sigue a pie. El terreno es dificultoso, húmedo y escarpado, llueve, pero la belleza que el bosque nos va revelando a cada paso recompensa el esfuerzo.

Después de caminar uno 45 minutos  llegamos a una naciente, esa manifestación mágica de la naturaleza, que hace que en un lugar determinado de la montaña comience a filtrarse un hilito de agua, que más abajo será un río y que después el agua que necesitamos para vivir.

Simbiosis de alianzas

“Si esta zona de conservación se pierde la ciudad lo sentiría mucho, ya las partes bajas lo están sufriendo. Además, nosotros compartimos esta zona con otros cuatro cantones y en algunos de ellos ya hay problemas de agua, aún protegiendo la zona”, comenta la bióloga de CODECE.

Hoy, en alianza con TNC y FUNDECOR, CODECE no solo trabaja en la conservación del agua y la naturaleza, también sigue protegiendo el patrimonio cultural de la zona, con sus actividades de turismo sostenible, que incluye a agricultores, artesanos y artistas de la zona en un mismo proyecto.

“Gracias a Agua por el Futuro hemos logrado reforestar las fincas implicadas, minimizar el deterioro producido por el ganado con cercas y alambrados. También, la presencia de lo rotulos nos ayuda a crear mayor conciencia entre los pobladores de la zona”, remarca esta bióloga que desde hace más de 15 años trabaja en la protección de las montañas de Escazú.

Por su parte, los proyectos de educación se enfocan a que este tipo de acciones perduren en el tiempo, por medio de la concientización de las personas y el de mejoras en práctica agricolas en hacer que la producción local sea más sostenible.

Además de cuidar el agua, Maylín destaca que el proyecto ayuda a proteger la flora y la fauna de la región, con el retorno de muchos animales y aves a los sectores protegidos, como el oso perezoso de dos garras, en un sector muy cercano a las zonas urbanas.

“Soy escazuceña, he crecido en este lugar y me identifico con sus montañas”  dice Maylín, lo que nos deja muy claro su compromiso con la tarea de conservar los cerros de Escazú.

Agua por el Futuro
Agua por el Futuro es desarrollado por The Coca-Cola Company, embotelladores locales, y La Alianza Latinoamericana de Fondos del Agua, la cual fue constituida en 2011 por The Nature Conservancy (TNC), la Fundación FEMSA, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo para el Medio Ambiente Mundial (FMAM).  En diciembre de 2018 se unió a la Alianza, el Ministerio Federal de Ambiente de Alemania, con la Iniciativa Internacional del Clima IKI (International Climate Initiative).
El Sistema Coca-Cola -conformado por The Coca-Cola Company y embotelladores locales - entiende la función vital del agua para la vida y el futuro sostenible de la comunidad. Por ello, crea el programa Agua por el Futuro con el apoyo técnico de The Nature Conservancy y la Alianza Latinoamericana de Fondos de Agua el cual tiene como objetivo devolverle a la naturaleza el 100% del agua utilizada en su producción de bebidas para 2020.