Diego y yo somos fans de la "sele" y desde el final de la eliminatoria soñamos con ir a un mundial. Todo inició hace 8 meses, cuando empezamos con los preparativos para ir a la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 ™, desde donde vamos a contarles los detalles más curiosos de esta experiencia.

Para empezar, planificar nuestro viaje a Rusia resultó ser un verdadero reto de paciencia y desarrollo de nuevas habilidades. Así que comenzaremos por contarles cómo es que logramos armar un viaje mundialista por nuestra cuenta, con todo lo que ésto conlleva.

Madrugar por las entradas a los partidos

La FIFA estableció etapas de compra de entradas, que iba sacando cada cierto tiempo. Para tener una mayor tranquilidad, comenzamos desde la primera ronda de compra. Pero para acceder a la primera ronda había que conectarse a las 10am hora rusa (3am para nosotros).

Como somos un equipo, y para que el sacrificio no fuera solo de uno, pusimos la alarma y nos despertamos los dos para conectarnos por Facetime mientras hacíamos “fila” virtual esperando nuestro turno.

Nosotros queríamos comprar entradas para los tres primeros partidos, pero una hora después, cuando finalmente llegó nuestro turno, no nos quedó otra que comprar hasta el 5to partido siguiendo a nuestra selección, ya que la posibilidad de comprar el paquete de la fase de grupos se había agotado.

Buscar hospedajes durante días

Para empezar a pensar dónde nos íbamos a quedar, teníamos que saber en qué sedes nos tocaba jugar (aún con entradas en mano esto no lo sabíamos).

Horas después de anunciados los grupos, los lugares “buenos, bonitos y baratos” se empezaron a llenar. Para Moscú y San Petersburgo fue un poco fácil, porque están acostumbrados a recibir turistas, pero para las ciudades más pequeñas las opciones se agotaron muy rápido. Habían estudios de 25 metros cuadrados desde 800$ la noche, estábamos preocupados.

Después de buscar durante días encontramos lugares con las 3 B’s, y con hosts que desde ya nos han tratado súper bien. Con uno de ellos vamos a convivir, una pareja de artistas rusos que viven a 300 metros de la Plaza Roja. Vamos a ver cómo sale la combinación de latinos con rusos, de seguro nos dará historias para contarles después.


Fan ID ¿Dónde estás?

Un millón y medio de turistas van a Rusia en el mes del Mundial de la FIFA™, así que los organizadores tenían que asegurarse que el proceso de visas fuera ágil para todos los fans que asistirán a la Copa Mundial. Para esto el gobierno ruso creó el Fan Id, una visa provisional válida por la duración del Mundial, cuyo único requisito para tenerla era tener entradas a los partidos.

Pasos sencillos, fácil de llenar, foto simple, 10 minutos y listo, envío directo a tu casa sin problema. Pero tres meses después el Fan ID no nos llegaba -según el tracking llevaba 2 meses en Nueva York-, luego lo vimos en Jamaica y nos empezamos a preocupar (resultaba que no era Jamaica el país si no un vecindario en Nueva York).

A través de un grupo sabíamos de muchos que lo estaban recibiendo y nosotros nada. Fuimos a diferentes oficinas de correo a preguntar sin noticias positivas y ya cuando nos estábamos rindiendo, a un mes de irnos nos llegó el Fan Id, aún sin entradas pero con visa. Eso nos dio confianza, pero nos dimos cuenta de debíamos comenzar a preocuparnos por la entradas a los partidos (que dos semanas antes de viajar aún no llegaban)

Para estar #ListosPara Rusia 2018 necesitas...

Lo siguiente en la lista era ver que nos tocaba llevar y qué queríamos conocer de Rusia. Entre las estaciones de metro de Moscú, las noches blancas de San Petersburgo, los días de partido de La Sele, en cada uno de sus impresionante estadios, más el ambiente mundialista en general, estamos seguros que vamos a tener buenas historias que contar todos los días.

Pero nos toca ser eficientes y llevar lo necesario para disfrutar esta experiencia al máximo, por eso hicimos este checklist:

- Camisas de la sele para intercambiar.

- Bandera personalizada y camisa firmada para la buena suerte.

- Pintura para la cara.

- Ropa para un clima de “verano” de 25 grados a un mínimo de 7.

- Souvenirs para nuestros hosts.

-Y lo más importante: ¡las ganas!


¿Te gustó este artículo? Compártelo con tus contactos o amigos