“No estaba en las condiciones idóneas para una cuarentena” fue la primera impresión de Dino Safie al entrar a uno de los refugios donde llegaban las personas a las que habían enviado a confinamiento.

Al ver todo lo que sucedía a su alrededor decidió hacer pública la situación del refugio por medio de las redes sociales, lo cual generó una gran respuesta y por consecuencia se logró recaudar la ayuda suficiente para las personas necesitadas dentro del albergue.

Con esa acción Dino se dio cuenta del poder de sus redes sociales y de la voluntad de miles de personas en ayudar. “Toda esta ayuda que se logró dentro de los centros de contención, ahora teníamos que transformarla a todo el país” y así es como nació el Solidaritón, un movimiento por el cual se han visto beneficiados con alimentos y medicamentos miles de personas dentro y fuera de San Salvador.

Este movimiento hoy es más fuerte que nunca, ha logrado ampliar su ayuda en muchos aspectos como la compra de un terreno para construir casas para los afectados por las lluvias, un centro de estudios para niños y jóvenes, y ayudar a un grupo de adultos mayores que lo perdió todo. Con todas estas acciones Dino nos demuestra que se puede lograr mucho cuando nos lo proponemos.