En 2016, como parte de la conmemoración de los 130 años de Coca-Cola, la archivista Justine Fletcher contó la historia tras el icónico anuncio de la marca que se encuentra en Piccadilly Circus, y cómo éste ha iluminado las calles londinenses durante más de 60 años.

El famoso letrero de Coca-Cola en Piccadilly Circus se iluminó hace más de 60 años. Medía 44 pies de alto y 44 pies de ancho, tenía casi una milla de neón y pesaba 5,000 libras. Construido por la compañía británica Claude-General Neon Lights, Ltd., y ubicado en el área más emblemática de Londres, Piccadilly Circus, el letrero encontró un hogar entre otros rótulos de neón de la época.

El actual anuncio de Coca-Cola cuenta con tecnología de punta. Comenzó en 1954 como una versión más simple, con una secuencia de tiempo de 17 segundos que deletreaba "Have a Coke", seguida de tubos amarillos de doble contorno que mostraban las palabras "Delicious" y "Refreshing". Finalmente, la marca Coca-Cola aparecía cuando las luces giraban en espiral alrededor de un círculo.

"De ninguna manera eliminaría el anuncio de Piccadilly Circus. Estoy seguro de que éste le ha aportado a la extraordinaria calidad de Coca-Cola en todo el mundo ".

El letrero, de diseño limpio y con un poderoso mensaje, se encontraba entre los rótulos de neón de Every Ready  Batteries y Guinness, mientras miles de personas y automóviles transitaban por la concurrida intersección. Estos grandes letreros, a los que las personas frecuentemente se refieren como "Anuncios Espectaculares", llamaron la atención por su tamaño, color y movimiento, y fueron creados para una exhibición emocionante e inusual.

¿Por qué Piccadilly Circus?

El área comenzó como un enlace entre Piccadilly y Regent Street. La estación del metro se abrió en Piccadilly Circus en 1906, y Perrier se convirtió en el primer anunciante dos años después.

Pronto aparecieron muchos otros letreros, y los visitantes quedaron asombrados con los rótulos de la goma de mascar Wrigley, de la ginebra Gordon, de los cigarrillos Army Club, del agua tónica Schweppes y, por supuesto, de Coca-Cola. Más de 50 marcas se han anunciado en Piccadilly Circus, siendo Coca-Cola el anunciante de más larga data en Piccadilly.

Fotos: Vea cómo se hizo nuestro icónico letrero

La construcción y la instalación del letrero quedaron registrados en un álbum de fotos encuadernado en cuero que se encuentra en los archivos de Coca-Cola. Las imágenes en blanco y negro que contiene en su interior documentan la labor de los trabajadores que elaboraron el rótulo, desde el proyecto inicial hasta el producto terminado.

Las fotos exponen cómo la lámina metálica fue cortada utilizando máquinas, y también muestran a los trabajadores pintando el metal e instalando el entubado de neón. En el lugar, los andamios se elevaban por los aires mientras los trabajadores instalaban el letrero en grandes secciones hasta que se colocó la pieza final y se encendió el rótulo.


 

Cinco años después...

A pesar de su belleza, y de los millones de turistas y transeúntes que lo habían visto, en un momento los ejecutivos de Coca-Cola cuestionaron el valor publicitario del letrero versus el costo de conservarlo.

Tan solo cinco años después de su instalación, varios ejecutivos de The Export Corporation de Coca-Cola en Nueva York consideraron retirar el anuncio debido a los costos. En 1959, Delony Sledge, Director de Publicidad de Coca-Cola, le escribió una carta a Paul Austin, entonces jefe de Export Corporation, en la que expresaba enfáticamente el valor del letrero.

Sledge escribió: “De ninguna manera eliminaría el anuncio de Piccadilly Circus. Estoy seguro de que éste le ha aportado a la extraordinaria calidad de Coca-Cola en todo el mundo...Es una de esas cosas extraordinarias que la competencia no ha logrado igualar. Es costoso, por supuesto, pero vale la pena".

Sledge continuó: "Si nosotros, al presentarle a Coca-Cola a nuestros consumidores, nos contentamos con hacer cosas ordinarias, de una manera ordinaria, debemos necesariamente contentarnos con convertirnos en un producto ordinario y seguir siéndolo".

Han pasado más de sesenta años, y un letrero de Coca-Cola sigue iluminando la noche en Piccadilly Circus. En la intersección de uno de los anuncios publicitarios más famosos del mundo, es fácil decirlo, está lejos de ser ordinario, señor Sledge.