De pasar de 7 horas a tan solo 15 minutos para recibir agua en sus casas, a ese cambio llegó la comunidad de El Salto, en la provincia de Guanacaste, gracias a la iniciativa Cada Gota Cuenta en Costa Rica. Esta iniciativa forma parte de la marca de agua Alpina, de la Compañía Coca-Cola, que apoya a diferentes comunidades para tener un mejor acceso al agua con proyectos pensados según la necesidad de cada pueblo.

Tras un análisis de varias propuestas seleccionó a la comunidad de El Salto, la marca trabajó en conjunto con los pobladores, la ASADA y ALIARSE para brindar un mejor acceso al agua. Previo a los inicios del proyecto se busca detectar una problemática para luego crear una solución efectiva para la cantidad de pobladores en la actualidad y sobre un posible crecimiento de la población.


Un viejo sistema y largas horas de espera


En El Salto el problema se resume en un viejo sistema de distribución de aguas, que al estar a nivel de las casas, la distribución del líquido se tardaba más de lo normal. Esta situación ocurría como consecuencia de averías o mantenimiento de los tanques o tuberías, en las casas beneficiadas más alejadas el fluído de agua tarda hastas 7 horas en llegar a cada hogar.

“Uno tenía que ver qué hacía para poder recoger agua, más en un lugar como este con tanto calor”, comentó Rosaura López, vecina de El Salto y beneficiada de Cada Gota Cuenta.

Parte del proyecto fue la construcción e instalación de un sistema de tuberías alrededor de la zona que ayudará a mejorar la distribución y bajar el tiempo que tarda el agua en llegar a las tuberías de cada casa, a unos 15 minutos. De esta forma es como 1280 personas de la zona se verán beneficiadas con esta nueva tubería.



Parte del nuevo sistema es la construcción de dos nuevos tanques de almacenamiento de 22 mil litros cada uno, que estarán conectados con la nueva tubería que está conectada con los hogares de la zona. Este nuevo sistema viene a reforzar el antiguo, por lo que si en algún momento existiera una eventualidad, el flujo de agua siempre estará funcionando.

“Ahora es increíble, podemos decir que hemos mejorado hasta un 95% de la capacidad que teníamos antes, ha sido muy elevado el cambio. Los abonados están muy contentos”, dijo Marvin Mora, Presidente de la ASADA.