Coca-Cola Rusia se ha asociado con la Fundación Naked Heart y la ciudad de Saransk para abrir un parque de juegos inclusivo que incluye una cancha de fútbol. El proyecto ayuda a crear una sociedad inclusiva a través del deporte, y apoya la lucha contra el aislamiento social.

Coca-Cola prevé construir más parques de juegos como este en las otras ciudades anfitrionas de la Copa Mundial de la FIFA. Como parte del legado de Coca-Cola a largo plazo como socio oficial, estos parques de juegos contribuyen a desarrollar ciudades sin barreras, accesibles para todos sus habitantes.

El parque de juegos de 1.600 metros cuadrados construido en Saransk incluye amplias zonas de juego y deportivas, así como equipamiento especial para personas con discapacidades, lo que permite que todos, incluyendo niños y adolescentes con necesidades especiales, jueguen junto a sus compañeros. El parque de juegos recientemente inaugurado también cuenta con una moderna cancha de fútbol.

Durante la apertura oficial del parque de juegos, se organizó un partido de fútbol unificado en la nueva cancha, con equipos formados por atletas con y sin discapacidades. El Trofeo de la Copa Mundial de la FIFA también fue exhibido como parte del tour que Coca-Cola ha organizado para el emblemático Trofeo.

Mickael Vinet, Gerente General del equipo del proyecto de la Copa Mundial de la FIFA 2018, dijo: "Creemos que el deporte nos une a todos, independientemente de las capacidades físicas e intelectuales, y ayuda a superar las barreras sociales. A través de los años hemos apoyado diversas iniciativas de la comunidad social y ahora, en el período previo a la Copa Mundial de la FIFA 2018, nos complace mucho poder contribuir con el desarrollo del deporte y el fútbol para todos los rusos ".