El pasado jueves 1 de Febrero fuimos invitados al primer desayuno temático organizado por la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD) para compartir las acciones que están transformando el Sistema Coca-Cola y mostrar los ejemplos de desarrollo en materia social y ambiental en las comunidades donde operamos.

Uno de los principales factores que incide en los logros en materia de sostenibilidad, es la creación de valor compartido con nuestros socios embotelladores en todos los mercados donde operamos. En el caso de la región Latino América Centro, a la que República Dominicana pertenece, estamos asociados a 39 plantas embotelladoras dando empleo a más de 34 mil personas. Nuestra penetración e impacto en la sociedad es real.

Sin ir más lejos, Bepensa, nuestro embotellador local en República Dominicana, emplea a 2500 personas y establece relaciones comerciales con más de 70 mil clientes cada semana. Esto en el marco del respaldo de un sistema con más de 250 socios embotelladores en todo el mundo.

Aquí es donde entra en juego la importancia de nuestro esquema del triangulo de oro, un modelo que integra el Sistema Coca-Cola con la sociedad civil y organismos estatales para generar acciones de bien común que benefician a las comunidades, ofreciendo soluciones a los principales retos que enfrentamos como sociedad.

Como muy bien lo señalaba en el encuentro Campos de Moya, Presidente de AIRD, “el compromiso de una empresa con la sostenibilidad no es prioritariamente un objetivo de rentabilidad, sino de responsabilidad con la sociedad en la que se encuentra”.

Nuestro compromiso socio-ambiental está en marcha desde hace muchos años, con objetivos (ya alcanzados) como devolver toda el agua que utilizamos en nuestros procesos productivos, procurando un consumo eficiente, reciclando el agua que utilizamos y protegiendo las fuentes de agua dulce en alianza con organizaciones no gubernamentales, embotelladores y gobiernos locales.

Esto no solo tiene implicaciones ambientales, también impacta en los habitantes de las comunidades, mejorando su entorno y calidad de vida, entre muchos otros beneficios para la sociedad.

Solo en República Dominicana, hemos logrado más de 600 mil metro cúbicos de agua restablecidos en forma segura a la naturaleza en el año 2017, 637 hectáreas reforestadas y 50 mil persona beneficiadas.

Siguiendo esta línea, este año la Compañía se ha propuesto un objetivo global para el 2030: recolectar y reciclar cada empaque que vendamos, para que tenga más de una vida útil. Un reto tan ambicioso como necesario que como agentes global de cambio positivo nos proponemos asumir.

En República Dominicana venimos trabajando en esta materia desde el 2014, por medio de nuestro programa de reciclaje inclusivo, con 437 toneladas de residuos sólidos recuperados, 120 recicladores formalizados y 30 mil hogares impactados en forma directa.

Otras iniciativas locales (muchas de ellas con impacto y vinculación regional) como la limpieza de costas o nuestro aporte con TECHO, una organización que apoya la reparación de viviendas vulnerables, se inscriben en el marco de este triángulo de oro que nos permite generar acciones sostenibles a través de un compromiso compartido con la sociedad civil y el Estado, logrando impulsar positivamente las comunidades en las que operamos.

 

 

 

Vielka Guzmán es Gerente Senior de Asuntos Públicos y Comunicaciones del Caribe de la Compañía Coca Cola.