“Esos cortes que les hacían a las cajas de los discos en las esquinas, era cuando estaban en descuento, cuando fue como la segunda muerte del vinilo”, Le explicaba Pablo Alvarado entre risas a un comprador que se llevó dos discos de su tienda. Con una historia de más de 30 años, el vinilo ha estado en la cultura musical y parece que ha retomado su presencia en una sociedad moderna, cada vez más inmersa en el mundo digital.

El Vinilo o acetato, fue un formato que tuvo su auge en la década de los 80s. Ese disco grande y negro parece ser un recuerdo distante de los amantes de la música. Pero hoy las tiendas están abriendo sus puertas a esos enormes discos y al cartón con las portadas más icónicas de la música.

Pablo es dueño de la tienda Denki Records, y empezó a vender vinilos en el año 2016, un hobbie que comenzó hace 7 años y que ahora convirtió en un pequeño local encima de un restaurante en el barrio la “California” en San José, Costa Rica.


Pero, ¿Cómo es que un formato que ha tenido varias “muertes” ha tomado tanta importancia?

Para Pablo todo se reduce en dos opciones: Moda y el desencanto de algunos por el audio digital. Esta última es la que considera más fuerte. Lo cataloga como un “engaño” auditivo con el prensado mp3; y como el poner un disco de vinilo revela una diferencia de calidad considerable.

"Los medios análogos, son imperfectos, como los humanos. Por eso la imperfección del vinilo crea un vínculo más cálido con el audio" Pablo Alvarado

Más que una compra, una experiencia musical

El crujir del piso de madera de la pequeña tienda Denki o el bullicio de las personas en el piso de abajo, no hace que el sonido de la música se vea afectado y el orden de las cajas incita a cualquier amante de la música a comprar uno de estos vinilos.

Las cajas muestran una gran variedad de géneros, Rock, Metal, Indie, Electrónica y hasta el Jazz, están representados en cada una de las cajas. El ir a comprar un disco es un ritual de paciencia y de dedos rápidos.

El formato del vinilo se mantiene a pesar de las muchas épocas de la música, el cassette y el CD, intentaron destronarlo, pero su reinado musical aún sigue vigente. La era digital suponía el fin de cualquier formato físico, sin embargo, la nostalgia y el amor por la música fueron más fuertes y su crecimiento ha obligado a las grandes compañías musicales a desempolvar sus “prensadoras”.  

El impacto de este formato ha llevado que Sony Music Entertainment anunciara a mediados del 2017 que volvería a crear discos de este tipo después de haber cancelado la producción a finales de los 80s. El crecimiento es mundial y el año 2017 representó el mejor en ventas desde 1991 y en la actualidad representan el 5% de las ventas de álbumes a nivel mundial.

Así que limpia tu tornamesa y saca tus viejos discos, porque el vinilo está de vuelta.

¿Te gustó este artículo? Compártelo con tus contactos o amigos