Más de 3,000 estudiantes universitarios de 36 países se reunieron la semana pasada en San José, California, para participar en la Copa Mundial Enactus 2018 y presentar sus proyectos de innovación social a paneles de líderes comerciales de todo el mundo.

Enactus es una comunidad de líderes estudiantiles, académicos y comerciales, comprometidos con el uso de la influencia de la acción empresarial para transformar vidas y moldear un mundo mejor y más sostenible. Desde 1994, Coca-Cola ha sido patrocinador global de Enactus (anteriormente conocido como SIFE - Students in Free Enterprise). La Fundación Coca-Cola patrocinó previamente la alianza de Enactus, "Uncap Opportunities for Women Project", que se alinea con la iniciativa de Coca-Cola dirigida a las mujeres, 5by20, cuyo objetivo es empoderar a mujeres empresarias. Coca-Cola también copatrocina la Carrera Mundial por el Agua de Enactus, mediante la cual impulsa a los equipos a enfocarse en proyectos de agua potable y saneamiento.

Conversamos con Rachael A. Jarosh, Presidenta y CEO de Enactus, y con Julie Hamilton, Directora Global de Clientes y Comercial de la Compañía Coca-Cola, y miembro de la junta de Enactus desde 2015, antes del inicio de la Copa Mundial.

Rachael Jarosh, la Dra. Condoleezza Rice y Julie Hamilton en el escenario de la Copa Mundial Enactus 2018 .

¿Cómo explicaría la misión de Enactus y por qué hoy es más importante que nunca?

Jarosh: Más que nada, Enactus es una eficaz red que comparte la convicción de que el dinamismo de los negocios es una fuerza positiva. Esta misión nos une y nos motiva a involucrar a la próxima generación de líderes comerciales con el fin de impactar positivamente al mundo. Nuestro futuro como colectividad depende de ello. Juntos, nos enfocamos en cuatro principios fundamentales: integridad, innovación, pasión y colaboración. Con estos valores y un espíritu emprendedor, creemos que esta próxima generación cambiará el mundo de formas que hoy no somos capaces de imaginar. Según el Informe sobre el Futuro Laboral, del Foro Económico Mundial, cerca de un tercio de las habilidades comerciales que se consideraban importantes hace dos años, han cambiado. Solo mediante la promoción de habilidades como la resolución de problemas complejos, la creatividad, la colaboración, la inteligencia emocional y la negociación, todo lo que los estudiantes obtienen de la plataforma Enactus, podemos crear un mundo mejor y más sostenible.

¿Cuál ha sido la evolución de la misión a través de los años?

Jarosh: Enactus fue fundada en 1975 en EE. UU. e iniciamos nuestra expansión global en 1995. Hoy tenemos 36 operaciones en países, desde Australia hasta Zimbabue. Nuestra evolución en los últimos años se ha centrado en adoptar alianzas y aprovechar la experiencia colectiva y la pasión de nuestros socios, para garantizar la creación de vías para nuestra red de estudiantes. Las alianzas con compañías como Coca-Cola aseguran que no solo ofrecemos oportunidades a los estudiantes de todo el mundo, sino que también es un ejemplo de cómo las asociaciones pueden generar impacto. La respuesta favorable ante los mayores desafíos mundiales precisa del trabajo conjunto, no solo en los campus y las fronteras, sino a través de toda la industria. Somos conscientes del hecho de que ninguna compañía, persona o equipo puede lograr un cambio por sí mismo.

Coca-Cola ha sido socio de Enactus desde 1994. ¿Qué valor recibe Coca Cola de esta alianza?

Hamilton: Concuerda mucho con nuestro compromiso de agregar valor a todos los mercados a los que servimos, y creemos que las empresas deben ser una fuerza positiva. Lo que obtenemos de nuestra alianza con Enactus se divide en tres grupos: uno, la creación de relaciones con clientes valiosos como Wal-Mart. En segundo lugar, la oportunidad de asociarnos con colegas locales y entidades comerciales a nivel comunitario en proyectos que se conecten con nuestras principales prioridades y programas de sostenibilidad. Además de nuestro patrocinio global, apoyamos los divisiones locales de Enactus. Y, finalmente, desde el punto de vista de talento, la posibilidad de conectarnos con estos extraordinarios estudiantes, interesados en negocios y emprendimiento social.

¿Cómo se alinean los valores que tienen en común?

Hamilton: Ambos estamos muy concentrados en utilizar los negocios para marcar una diferencia en las comunidades locales, un proyecto y una persona a la vez, a través del enfoque en el espíritu empresarial y la innovación. Esto se alinea con nuestro modelo de franquicia local. Invertimos en una operación local, echamos raíces y nos quedamos. No venimos con una maleta y nos vamos. Con Enactus, es igual. Estos estudiantes están trabajando en proyectos empresariales lucrativos que son relevantes para sus comunidades locales. No ves a estudiantes en Puerto Rico o Nueva York haciendo un proyecto para la India. Y su trabajo siempre está ligado a los resultados. Se ensucian las manos. Además, el trabajo de Enactus se alinea con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas, en los que también estamos muy centrados como negocio, especialmente en lo que se refiere a mujeres, agua y residuos. Como patrocinador, trabajamos con ellos para identificar las áreas del proyecto que son importantes para nosotros.

Julie, has sido miembro de la Junta de Directores de Enactus desde 2015. ¿Qué ha significado esta experiencia para ti a nivel personal?

Hamilton: Siempre salgo de un evento de Enactus con una visión más optimista del futuro y de esta increíble generación de futuros líderes empresariales. Su pasión, habilidades comerciales, resiliencia y motivación me inspiran. También es grandioso trabajar con líderes de organizaciones con las que interactuamos con tanta frecuencia, como la Fundación Ford y KPMG. Es interesante aprender cómo están haciendo negocios y reclutando a la próxima generación de talentos. Esos aprendizajes han sido realmente beneficiosos.

¿Qué valor le aporta Coca-Cola a Enactus?

Jarosh: Nos enorgullece nuestra alianza con Coca-Cola. En particular, su compromiso con SDG 6 y el patrocinio de la Carrera Mundial por el Agua de Enactus es un claro ejemplo de cómo podemos hacer el bien, haciéndolo bien. Además, Coca-Cola no tiene solo sus recursos; sus empleados han contribuido con su tiempo, talento y pasión para orientar y asesorar a nuestros estudiantes. Ese tipo de alianza comprometida, así como el liderazgo novedoso con el que Coca-Cola contribuye, han sido fundamentales para la red de Enactus.

¿Cómo describirías el ambiente en la Copa Mundial Enactus?

Jarosh: ¡Es difícil ponerlo en palabras! La energía es impresionante. Estos jóvenes innovadores sociales, junto con egresados de Enactus, líderes comerciales y asesores docentes, se centran en la acción empresarial. Es lo mejor de los Juegos Olímpicos, combinado con lo mejor de una rueda de negocios y con la pasión y la emoción que conllevan una ruta clara hacia un futuro mejor.

Hamilton: Es eléctrico. Es como una Olimpiada intelectual. En las ceremonias de apertura, todos representan a su país con banderas, música y trajes típicos. Luego son tres días de competencia y colaboración. Presentaciones de precisión, muchos ensayos y muchos nervios. La calidad es alucinante. Es genial ver a los estudiantes trabajar arduamente con el objetivo de mejorar sus comunidades y que ellos mismos tengan esta gran oportunidad de participar en un evento único.