La empatía ha movido a Javier Bosio en Guatemala a hacer grandes acciones por los demás. Hoy organiza y participa en múltiples iniciativas benéficas donde ha entregado víveres y kits de higiene, entre otro tipo de ayudas para personas necesitadas en distintas zonas del país.

Javier es argentino, pero se enamoró de Guatemala y hoy tiene 10 años viviendo en el país. Aunque en su llegada el inicio fue difícil, pues la empresa en la que trabajaba y por la que llegó al país tuvo que cerrar y literalmente se quedó sin nada. 

Te puede interesar: Guatemala: ellos decidieron pensar en los demás y llenaron de esperanza a quienes más lo necesitaban

Un día destinó los 55 quetzales que tenía en la bolsa para hacer chimichurris, venderlos en la calle y lo ganado reinvertirlo. Actualmente tiene un emprendimiento donde elabora productos típicos argentinos y destina un 20% de las ventas a comprar víveres y entregarlos en comunidades. 

Aunque Javier ya había trabajado en distintas acciones sociales, la situación lo empujó a hacer más. Entrega kits higiénicos para pacientes de escasos recursos hospitalizados por Covid-19; lleva alimentos y bebidas a médicos que trabajan arduamente por largas horas; fabrica parrillas para sortear, lo recaudado se destina a apoyar hospitales y entrega de ayudas económicas; por último, colabora con otras iniciativas sociales como la ‘Olla Comunitaria’.

“Ojalá que esta pandemia nos ayude a reconstruirnos como personas y reconozcamos que con lo poco que tenemos podemos hacer mucho”, concluye Javier.