“Es muy fácil mandar un mensaje de ‘yo me quedo en casa’ cuando yo tengo comida en mi despensa, pero hay mucha gente que simplemente no se puede quedar”. Esa fue la premisa con la que el fotógrafo Jochy Fersobe comenzó a idear una forma de apoyar a quienes no podían cumplir con la cuarentena.

“Empezamos a pensar de qué manera podemos ser útiles, cómo podemos ayudar”, dice Fersobe. Y encontraron en las redes sociales y en plataformas de crowdfunding una manera de canalizar sus esfuerzos.

El mensaje de Jochy era sencillo: invitaba a las personas a donar algo de dinero para llevar alimentos a los hogares de las familias dominicanas que estaban siendo más afectadas por el aislamiento.

La iniciativa empezó a tener resultados, pero, al mismo tiempo, Jochy se dio cuenta de que la población que más necesitaba esta ayuda no tenía acceso a redes sociales. “Ahí fue cuando integrarnos a los Scouts Dominicanos que tienen una red organizada en los diferentes barrios”, explica Fersobe.

Emocionado, el fotógrafo comparte que este proyecto, a día de hoy, ha llegado a beneficiar a más de 4 mil dominicanos. Además de coordinar las donaciones, también donó parte de sus fotografías para que fueran vendidas en apoyo a la causa.