El mundo en que vivimos hoy está lleno de sombras, peligros e incertidumbre. Como ya sucedió muchas veces antes en la historia de la humanidad, son tiempos que desafían nuestro optimismo y esperanza. Pero, por otro lado, son tiempos que invitan a descubrir nuevas oportunidades y potencialidades, sacando lo mejor de cada uno y de la humanidad para renovar el sentimiento de esperanza.

A lo largo de sus 134 años, Coca-Cola ha estado siempre del lado del optimismo. Campañas como “Para todos”, “Razones para Creer” y “Héroes”, entre otras, siempre promovieron una mirada inclusiva, empática, constructiva y optimista acerca de la humanidad, abordando una de las grandes expectativas de nuestro tiempo: la unión y solidaridad de la gente. Sabíamos que en estos momentos tan desafiantes no podía ser diferente.

Mientras continuamos lidiando con la incertidumbre del COVID-19, y con todos los desafíos que la pandemia presenta, en Coca-Cola creemos que la mejor manera de empezar el 2021 es considerar a la crisis como una oportunidad. Queremos invitar a mirar la vida desde una nueva perspectiva optimista, abrazando el cambio para intentar construir entre todos un mundo mejor. En este espíritu nace “Juntos para algo mejor”.

La nueva campaña se basa en un poema escrito especialmente para Coca-Cola por George the Poet, un sensible poeta y rapero británico, quien nos invita a revalorizar juntos las cosas simples y los gestos humanos en estos tiempos tan difíciles. A través de sus palabras, Coca-Cola refuerza su fe en la humanidad, en su bondad, su condición solidaria; apostamos por el optimismo, el compartir y conectar con los otros.

“Juntos para algo Mejor” es una idea creativa, pero también es un principio rector. Más que nunca, Coca-Cola invita a formar una gran comunidad universal, a elevar el espíritu humano y estar juntos para disfrutar de lo realmente importante.

“Juntos para algo Mejor” también permite a Coca-Cola tomar una posición clara y contundente a favor de la diversidad, celebrando las diferencias en un marco de integración con empatía.

Así, la idea de la campaña es revisar nuestras prioridades y actitudes, capitalizando lo que hemos aprendido y revalorizado a partir de lo que extrañamos y anhelamos durante la pandemia. Es una invitación a tener nuevos y más frecuentes encuentros con los otros. Construir un mundo con mayores oportunidades y menos desigualdades, un planeta más armónico y sustentable.

En definitiva, qué mejor que el nuevo año para renovar nuestro deseo por encontrar la mejor versión de nosotros mismo. No se trata de volver hacia atrás; la invitación es a ir con energía y vitalidad renovadas hacia adelante, celebrando el espíritu humano de recuperación, reconstrucción, superación y reinvención para intentar construir entre todos un mundo mejor.