“Las personas que te dan su comida, te dan su corazón”, dice el escritor César Chávez. La mesa es un punto de encuentro y escenario perfecto para demostrar amor. Con la comida demostramos cuánto nos importa, cuánto queremos, cuánto apreciamos y cuánto queremos agradecer.

A través de la comida demostramos amor hacia nosotros mismos, hacia los amigos, la familia, la pareja, hacia nuestros compañeros de trabajo, hacia los desconocidos.

El proceso empieza desde el momento en que planeas lo que vas a hacer. No importa si es sencillo o complicado, siempre puedes encontrar una forma de hacerlo con mucho amor.

No hay que saber cocinar, seguir recetas o tener mucho tiempo disponible para poder demostrar amor a través de la comida. Puedes investigar qué le gusta a la persona a la que le quieres transmitir tu cariño, comprar la comida o hacerla tu mismo. Lo que más importa y lo que se percibe es el amor y las ganas que le pongas.

Entonces primero planeas, luego seleccionas los mejores productos, decides cómo vas a servir la mesa y qué vas a poner para tomar; escoger y organizar todos estos elementos es amor.

3 tips para cocinar desde el corazón

1. En la tarea de cocinar puedes inspirarte y motivarte con lo que más te guste: música, televisión de fondo, una bebida, etc. Cocinar con buena actitud y con las intenciones correctas, hace que el resultado final sea mucho más agradable.

2.Busca ideas de cómo vas a presentar la comida en los platos para que se vea genial, pero haz tu propia versión.  Una comida que se vea bien, que huela deliciosa y que sepa muy bien logrará el propósito de transmitir todo tu cariño, y que esa persona se sienta muy especial.

3. Planea. Las personas nos sentimos especiales y amadas cuando probamos un bocado de un plato delicioso, con una explosión de sabor, pero sobre todo cuando nos damos cuenta de que esa comida se ha planeado para hacernos sentir bien.

Hay mucho amor para dar

Aunque la comida es esencial para sobrevivir, todos aprendemos desde niños a apreciarla y a escoger la que nos gusta.

Una comida hecha con amor y con intención puede traer alegría, nostalgia, esperanza, compasión, comprensión, admiración, satisfacción, fe y sobretodo amor.

En estos días de San Valentín, el amor suele enfocarse en el amor de pareja, pero también prueba demostrarle amor con comida a tu vecino, a tus amigos, a tus papás, a tus hermanos, a tus abuelitos, a personas tristes, a personas solas y hasta a indigentes. “Spread the love” y hazlo a través de la comida.

Andrea-Murillo.jpg
  

 

Andrea Murillo es una Chef apasionada por las cosas lindas, la comida deliciosa y las experiencias memorables. Después de su paso por cocinas en España, Estados Unidos y Panamá, y gracias a la herencia culinaria de su familia, Andrea se ha dedicado a enseñar, dar asesorías y cocinar con el corazón puesto en cada proyecto. Andrea es la creadora de Bruleegourmet, empresa de eventos de alta calidad en Costa Rica.