Son casi tan famosos como yo, y han sido recibidos con gran afecto en las Navidades de todo el mundo. Aquí les dejo la particular historia de su creación.

El primer anuncio impreso de los osos polares Coca-Cola apareció en Francia en 1922, y durante los siguientes 70 años, los osos polares estuvieron presentes en la publicidad impresa de vez en cuando.

En 1993, la Compañía Coca-Cola hizo un cambio dramático en su publicidad con la introducción de la campaña "Always Coca-Cola" (“Siempre Coca-Cola”). La campaña fue de naturaleza diversa, con una serie inicial de 27 comerciales diseñados para atraer a audiencias específicas. Los anuncios se publicaron en todo el mundo e incluían diversos enfoques técnicos novedosos, como la animación computadorizada.

Documento sin título

Uno de esos comerciales, "Northern Lights", introdujo el que se convertiría en uno de los símbolos publicitarios más populares de Coca-Cola (Después de mí), el oso polar animado. 

Un cachorro da vida a un oso polar

Cuando se le pidió que hiciera un comercial innovador para Coca-Cola, el creativo Ken Stewart pensó en beber Coca-Cola en el cine. El cachorro Labrador Retriever de Stewart se parecía a un oso polar. Stewart vio a su perro, pensó en los osos polares y en cómo irían al cine, y nació la idea de "Northern Lights". En el comercial, los osos polares miran la aurora boreal (la "película") y beben de las botellas de Coca-Cola.



Stewart solicitó la ayuda de la compañía de animación Rhythm & Hues para animar los anuncios. Usando computadoras "de la era espacial" y programas gráficos de vanguardia, se tardó unas 12 semanas en producir cada anuncio, de principio a fin.

Se requería un proceso largo y complejo para dar vida a las peludas y siempre sedientas criaturas del Ártico. Al igual que con todos los comerciales de televisión, la misión comenzó con guiones gráficos. En cada comercial, de tan sólo 30 segundos, la animación refleja escenas tomadas de guiones gráficos previamente creados, ilustrados por Eugene Yelchin, trabajando con Stewart y CAA. De esta manera, cada segundo de la acción se representa. 

Una vez que los guiones estuvieron terminados, Stewart y Rhythm & Hues crearon a lápiz los bosquejos de los osos polares, definiendo cómo éstos aparecerían en cada escena. Luego, los bosquejos se refinaron para agregar detalle y el fondo.

Documento sin título

Luego, Stewart y los animadores estudiaron películas y fotografías de osos polares reales para tener una mejor idea de cómo movían sus cabezas, cuerpos y extremidades, y así incorporar estos movimientos en los comerciales.


Santa Claus es el personaje icónico de la Navidad, cuya relación con Coca-Cola se remonta a principios de siglo XX y continúa hasta estos días.