Como habrás leído, recientemente informamos que en 2017, utilizamos a nivel global 3 millones de toneladas de plástico para envasar nuestras bebidas. Esta cifra se incluyó como parte de un informe que publicó la Fundación Ellen MacArthur, Compromiso Global por la Nueva Economía de los Plásticos.

Decidimos suscribirnos al Compromiso como parte de nuestra estrategia general, Un Mundo Sin Residuos. Lo hicimos porque nos tomamos en serio la premisa de hacer negocios de la manera correcta y de asegurarnos de que todos nuestros envases se reciclen y que ninguno de ellos termine en los océanos o en la basura.

3 millones, una cifra grande, pero no nos ocultamos tras ella

Este número indica la cantidad de plástico que utilizamos en las 500 marcas de bebidas que fabricamos y vendemos en más de 200 países alrededor del mundo. Nos enorgullece poder refrescar a millones de personas diariamente, y el empaque plástico, como es de esperar, es parte importante de la imagen cuando se trata de garantizar el disfrute de estas bebidas. Es liviano, flexible e irrompible; se puede volver a sellar y tiene la huella de carbono más baja de todas nuestras formas de empaque.

Pero lo que sucede con el envase después de que nuestras bebidas han sido consumidas también es importante para nosotros.

Compromiso Global por la Nueva Economía de los Plásticos, Fundación Ellen MacArthur

Mediante este Compromiso se ha instado a 150 compañías de todos los sectores de la industria del plástico a ser más transparentes y sinceras con respecto al uso del plástico. De esas 150, somos una de las 31 compañías que ha compartido detalles sobre nuestro uso de los plásticos a nivel global.

Las compañías no están obligadas a publicar esta información, por lo que la Fundación Ellen MacArthur ha aplaudido esta medida: "Felicitamos a las compañías que están publicando estos datos e invitamos a todas las empresas que fabrican y usan plásticos a hacer pública su huella de plástico".

Si bien en este momento existe mucho debate y discusión sobre el rol del plástico, y es una conversación que apreciamos y de la que formamos parte, las botellas plásticas siguen siendo una parte importante de los empaques que utilizamos. Las botellas plásticas ofrecen un medio conveniente para el disfrute de nuestras bebidas y para que éstas lleguen a los consumidores en excelentes condiciones. Y como todos los envases que utilizamos, incluyendo las botellas de vidrio y las latas de aluminio, cada una de nuestras botellas plásticas es 100% reciclable.

un-mundo-sin-residuos-jpg.png

Tenemos grandes objetivos para 2019 y para los años venideros

Como parte de nuestra estrategia, Un Mundo sin Residuos, estamos invirtiendo más tiempo y recursos en la recuperación de una mayor cantidad de nuestras botellas. Si lo hacemos, pueden reciclarse y utilizarse en botellas nuevas una y otra vez. En Gran Bretaña, actualmente utilizamos un 25% de plástico reciclado en nuestras botellas y estamos trabajando para llegar a un 50% a finales de 2020. Para ello necesitamos recuperar y reciclar más botellas, y esa es una de las razones por las cuales apoyamos la creación de un Sistema de Depósito y Devolución (DRS, por sus siglas en inglés) bien organizado en el Reino Unido.

Para evolucionar, creemos que es importante ser más transparentes sobre la cantidad y el tipo de empaques que utilizamos para nuestras bebidas. Esto podría generar titulares molestos y cifras elevadas, pero creemos que es un paso necesario para trabajar en colaboración con otros, realizar mejoras y lograr un mundo sin residuos.