• Una nueva alianza reúne a empresas, contribuyentes internacionales, gobiernos locales y nacionales, grupos comunitarios y expertos de clase mundial para colaborar en el combate contra la contaminación por plástico.

  • La Alianza de Acción Global por el Plástico (The Global Plastic Action Partnership - GPAP, por sus siglas en inglés) traducirá los compromisos en acciones al acelerar las soluciones de economía circular en los países costeros que luchan contra los residuos plásticos.

  • La primera colaboración es con Indonesia, que ha establecido objetivos ambiciosos para frenar los desechos oceánicos.

  • El Foro Económico Mundial, que está organizando GPAP, y la Fundación Ellen MacArthur, advirtieron que para el año 2050 podría haber más plástico que peces en el mar - más información en http://www.weforum.org/.

 

Nueva York, 24 de setiembre de 2018 - El Foro Económico Mundial está activando una nueva alianza para evitar el crecimiento de la contaminación por plástico en el mundo para el año 2025.

El nombre de la iniciativa es Global Plastic Action Partnership (GPAP) (Alianza de Acción Global por el Plástico) y colaborará con el gobierno y los grupos de interés en las economías costeras que luchan contra la presencia de residuos. La alianza transformará ambiciosos compromisos en acciones, y mostrará cómo los negocios, las comunidades y el gobierno pueden rediseñar la economía global de "tomar-hacer-desechar" y convertirla en una economía de tipo circular.

Una economía circular es un enfoque de recuperación para la producción y el consumo, en el que los productos y materiales se rediseñan, recuperan y reutilizan para reducir los impactos ambientales.

La asociación cuenta con el financiamiento y apoyo de los gobiernos de Canadá y el Reino Unido, así como de varias compañías, concretamente, la Compañía Coca-Cola, Dow Chemical y PepsiCo Foundation.

La primera cooperación es con el gobierno de Indonesia. El archipiélago más grande del mundo atraviesa una crisis debido a la presencia de desechos plásticos, y el gobierno tiene un plan nacional para reducirlos en un 70% en los próximos siete años.

Las comunidades, los empresarios y las agencias gubernamentales en Indonesia están luchando contra la contaminación y muestran un margen considerable de innovación, pero se requiere una acción más rápida.

"Indonesia tiene uno de los niveles más altos de biodiversidad marina del mundo, la cual sustenta industrias pesqueras relevantes, brinda seguridad alimentaria a millones de personas e impulsa una economía turística de vital importancia", expresó Luhut B. Pandjaitan, Ministro Coordinador de Asuntos Marítimos de Indonesia. "Todos necesitamos un océano saludable, y es por eso que hemos definido ambiciosos objetivos a nivel nacional para abordar el manejo de los residuos plásticos. Al movilizar el apoyo público, privado y comunitario, y al acelerar las innovaciones, tales como los materiales biodegradables, podemos impulsar una economía circular para acabar con la contaminación por plástico".

En los próximos meses se anunciarán colaboraciones en otras dos naciones costeras (una ubicada en África occidental y un pequeño estado insular en desarrollo).

La alianza apunta a tener soluciones de inversión para el año 2020, las cuales posteriormente pueden ser adaptadas e implementadas en otros países. Estas tres pruebas conceptuales coincidirán con la próxima conferencia histórica de la ONU por los océanos.

El Foro Económico Mundial será la sede de la alianza, lo que le permitirá acceder a dos redes de expertos, a la sociedad civil, el gobierno y líderes de la industria: PACE (una plataforma de economía circular) y The Friends of Ocean Action (una red de líderes oceánicos dedicados al seguimiento de soluciones prácticas para los desafíos que enfrenta el océano).

El océano suministra más de la mitad del oxígeno de la Tierra, estabiliza el clima y miles de millones de personas dependen de él para obtener alimentos, empleo y sus medios de subsistencia. Los residuos plásticos están comprometiendo esta fuente de sustento vital para el planeta.

GPAP tiene como objetivo aprovechar el impulso de aquellas compañías, empresarios, gobiernos, organizaciones sin fines de lucro y científicos que llevan a cabo una labor crítica, y a menudo poco conocida, para refrenar la contaminación por plástico en nuestros terrenos, suelos, ríos y mares. La alianza también obedece a los principales compromisos que han asumido los líderes mundiales.

El año pasado en la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, más de 200 naciones se comprometieron a poner fin a los residuos plásticos. En abril de este año, el Reino Unido anunció la Alianza de la Mancomunidad para Océanos Limpios (Commonwealth Clean Oceans Alliance), y Canadá ha abogado por el tema este año dentro de su función en la Presidencia del G7 y también ha encabezado el desarrollo de la Carta sobre el Plástico en los Océanos (The Oceans Plastics Charter).

"Necesitamos que este liderazgo se convierta en un movimiento masivo de la comunidad, la industria y la acción pública para garantizar el sano futuro de nuestros océanos, de los que todos dependemos", indicó Dominic Waughray, Jefe del Centro de Bienes Públicos Globales, Miembro del Comité Ejecutivo, Foro Económico Mundial.

GPAP cuanta con un financiamiento inicial de £ 2.4 millones ($ 3.2 millones) por parte del Gobierno del Reino Unido, a través del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales y del Departamento de Desarrollo Internacional; y de CAD 4,1 millones ($ 3,2 millones) del gobierno canadiense por medio del Departamento de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá. La Compañía Coca-Cola, Dow Chemical y Pepsico Foundation han aportado conjuntamente más de $ 2.4 millones.

Jon Banner, Vicepresidente Ejecutivo de Comunicaciones Globales y Presidente de PepsiCo Foundation, EE. UU., expresó: "Construir un futuro más sostenible es una de las principales prioridades de PepsiCo, por lo que estamos trabajando para abordar con urgencia la acumulación de residuos plásticos. Estamos orgullosos de unirnos a esta alianza y creemos que este tipo de coalición innovadora y transversal es esencial para desarrollar soluciones prácticas de sistemas que permitan el manejo de residuos en las comunidades costeras ".

Jim Fitterling, Director Ejecutivo de The Dow Chemical Company, EE. UU., señaló: "Dow, junto con otros líderes en las industrias de los plásticos y los productos químicos, comprende el importante papel que tendrá la innovación en cuanto a materiales para resolver este problema mundial crítico. A través de la innovación y la cooperación, Dow se compromete a mejorar la capacidad de reciclar los plásticos, y ayudará a facilitar la transición mundial hacia una economía circular, donde los residuos se recolecten y se reutilizan en nuevos productos y servicios".

Michael Gove, Secretario de Estado para el Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales del Reino Unido, expresó: "El flagelo de la contaminación por plástico en nuestro medio ambiente es un problema mundial que requiere una solución global. Me enorgullece el rol protagónico que ha desempeñado el Reino Unido en la movilización de la Alianza de Acción Global por el Plástico, un paso fundamental para la protección de nuestro preciado entorno natural. Esta alianza, que se basa en los compromisos de Commonwealth Clean Oceans Alliance, reúne a países y empresas de todo el mundo para salvaguardar nuestras tierras, ríos y mares para las generaciones futuras".

Catherine McKenna, Ministra de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá, apuntó: "Los plásticos desempeñan un papel esencial en nuestras vidas, pero también constituyen la mayoría de los residuos marinos. Mejorar la fabricación, el uso, la recolección y el reciclaje de los plásticos contribuirá con su viabilidad y ayudará a mantenerlos fuera de nuestros océanos y aguas. Canadá se enorgullece de apoyar la Alianza de Acción Global por el Plástico, uniendo esfuerzos con socios de todo el mundo para alcanzar este importante objetivo".

James Quincey, Presidente y Director Ejecutivo de la Compañía Coca-Cola, EE. UU., señaló: "Nos enorgullece asociarnos con el Foro Económico Mundial en esta importante iniciativa. El mundo tiene un problema con los empaques, y nuestra visión de Un Mundo sin Residuos tiene como objetivo contribuir con su solución. Un mundo libre de residuos es posible, y queremos ayudar siendo pioneros".