¿Sabías que la comida también te puede reconfortar el alma? ¿Sabías que se puede comer pensando en el bienestar del medio ambiente? 

Si buscas algo saludable para tu cuerpo y respetuoso con el medio ambiente, con un toque gourmet del mediterráneo, tenemos una recomendación para tí.

En Bogotá encontramos un lugar cuya misión es justamente alimentar el alma, bajo un concepto de cocina sostenible. Hablamos de Malú, un restaurante innovador y amigable con el medio ambiente.



Con ese objetivo de brindar una opción alternativa y saludable en la ciudad, María Luisa Flores y un grupo de socios fundaron Malú, donde la sostenibilidad y la buena cocina conviven en armonía.

 Pureza, calidad y sabor de Manantial destaca a nivel mundial

“Queremos que nuestros clientes estén tranquilos de comer en un lugar donde nos preocupamos por el medio ambiente y proyectos sociales mientras disfrutan de comida sana. Queremos ser la opción que todos prefieran”, mencionó Flores, quien es una reconocida actriz venezolana.


Su oferta gastronómica es innovadora, ofreciendo comida sana y sin frituras, donde los clientes saben que cada platillo está hecho con productos frescos, orgánicos y producidos de la mano con proveedores que también se preocupan por el medio ambiente.

“Procuramos trabajar con proveedores responsables, con buenas prácticas ambientales en su comunidad y con los animales, siguiendo con la visión y concepto de Malú”



Malú enamora a sus visitantes con su concepto, su respeto por el medio ambiente y la forma en que se relaciona con ellos que, sin duda, cocinar pensando en el medio ambiente dará comensales con el alma reconfortada.



Además de su comida, el restaurante sigue su filosofía verde en los pequeños detalles, con una cocina que utiliza energía renovable, promoviendo la reutilización y el reciclaje en el lugar.

Malú puede describirse como un oasis de comida sana y responsable en la ciudad, donde los comensales disfrutan de sus comida, pero sobre todo de su responsabilidad social. ¡Es momento de alimentar el alma!