Coca-Cola, como parte del movimiento Cada Gota Cuenta, financió un proyecto para que las comunidades de Berlín, Mercedes Umaña y Talpetate tengan un mejor acceso al agua en cantidad, calidad y continuidad.

Las familias de los municipios de Berlín, Mercedes Umaña y el cantón Talpetate del departamento de Usulután, cuentan con un nuevo sistema de abastecimiento de agua potable y saneamiento que beneficiará a 9,125 habitantes.



La implementación del proyecto fue posible gracias a la cooperación financiera de Coca-Cola en El Salvador; la ejecución de la Fundación para el Desarrollo y la equidad “Aliarse”, la Fundación Seraphin y PRODEMUN, con el apoyo técnico de la Asociación de Acueductos y Alcantarillados ANDA y la participación de las comunidades que también fueron parte activa en la realización de este.



La construcción del sistema de abastecimiento de agua potable incluyó la instalación de un nuevo equipo de bombeo para los municipios de Berlín y Mercedes Umaña, donde 5,590 habitantes del área rural podrán desde hoy contar con el vital líquido.

Asimismo, en la Colonia Valle Nuevo del Cantón Talpetate, el proyecto consistió en el cambio de tuberías, limpieza del pozo e instalación de un tanque de 5 m3 que permitirá llevar el agua potable a 3,585 habitantes que viven en la parte alta de la zona.



“Facilitar el acceso al agua potable en calidad, cantidad y continuidad de estas tres comunidades salvadoreñas forma parte del movimiento Cada gota cuenta que Coca-Cola realiza en la región. Nos enorgullece entregar estos proyectos de agua pues son muestras de que las alianzas entre el gobierno, la empresa privada, organizaciones de la sociedad civil y las mismas comunidades permiten trabajar en mejorar la calidad de vida”, expresó William Segura, Gerente de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Coca-Cola para Centroamérica.