“Movimiento Re”, es una iniciativa que reúne a los principales productores de bebidas del país: Bavaria, The Coca-Cola Company, Coca-Cola FEMSA, Postobón y PepsiCo, en alianza con Ekored, Resimed y Enka de Colombia, con el objetivo de fortalecer el sistema de recolección y reciclaje de materiales aprovechables post consumo, principalmente botellas PET, en Barranquilla, Cartagena y Santa Marta.

Su meta es recoger 1.200 toneladas adicionales de PET, a las que actualmente se recuperan en la región, en 18 meses, y beneficiar a más de 300 recicladores con jornadas de capacitación, optimización de rutas y actividades de fortalecimiento de su relación con las comunidades. 


La iniciativa se propone contribuir en el fortalecimiento de una cultura de la separación, mejorar las condiciones en las que se hace la recolección por parte de los recicladores de base, así como apoyar la comercialización del material recuperado.

Un reto global: ¿Cómo Coca-Cola planea trabajar para que tengamos un “Mundo Sin Residuos” para el 2030?

De esta manera, en su misión de incrementar las tasas de recuperación y aprovechamiento de envases y empaques post consumo, el “Movimiento RE” traerá beneficios para estas ciudades altamente turísticas y potencialmente comerciales por sus puertos marítimos, como son Barranquilla, Santa Marta y Cartagena, que contienen más de 2,6 millones de habitantes.

ENKA de Colombia, aliado del proyecto, garantizará la compra de todo el PET recogido para incorporarlo en sus procesos de transformación, en los cuales produce resina reciclada para fabricar nuevamente botellas de grado alimenticio. Adicionalmente, se contará con aliados estratégicos para la recolección, como Recimed y Ekored, quienes trabajarán con organizaciones de reciclaje locales y posteriormente con transformadores de otros materiales como cartón, vidrio y latas, entre otros.

Según datos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, se estima que en Colombia solo se recupera alrededor del 17% de los residuos potencialmente aprovechables. De esta manera, el “Movimiento Re” es pionero al poner en marcha un modelo de economía circular y de responsabilidad compartida que articula actores y promueve la cultura ciudadana en torno a la recolección de residuos para mitigar esta situación.

“En Colombia, hoy en día las empresas de bebidas ya han incorporado en promedio un 35% de materiales reciclados en sus envases; creemos que si trabajamos juntos podemos lograr que las botellas no lleguen a los rellenos sanitarios, y mucho menos a los ecosistemas; la tecnología ya nos permite fabricar envases de PET al 100% con resina reciclada”, comenta Álvaro Hincapié, Presidente de ENKA de Colombia.

Este programa, basado en el Caribe Colombiano, es una de las iniciativas en las que participa el sistema Coca-Cola como parte de su visión global por un “Mundo sin Residuos”, que pretende recolectar y reciclar para el año 2030 el equivalente a cada una de las botellas, latas o empaques que produce en todo el mundo.