La trayectoria profesional de Nany Sevilla está marcada por los retos que ella se fue proponiendo como forma de crecer. Pionera en llevar los aeróbicos a la televisión en Costa Rica en los noventas o el health coach por la radio en Panamá, tan constante en actividad física como en las ganas de mejorar su carrera, hoy se enfrenta al reto de ser empresaria e impulsar un idea de acondicionamiento físico totalmente novedosa para la región.

Este domingo 28 de Octubre a las 6 a.m., Nany Sevilla se sumará a los cientos de corredores que participarán en la 15 edición del Reto Powerade, con su nuevo circuito relocalizado en las escarpadas calles de Escazú. Además, dirigirá una sesión especial de calentamiento para la carrera.

Activa y desenvuelta, esta entrenadora multifacética nos llevó por una conversación sin descanso, para recorrer los retos más inspiradores de su carrera y de su vida.

Aventurada desde el comienzo

Con apenas 18 años, Nany Sevilla ya daba clases de aeróbicos mientras estudiaba Relaciones Pública y Derecho. Estaba entre esos dos mundos cuando le ofrecieron participar en un programa de televisión. “Puedo decir que mi primer reto fue ser pionera en hacer ejercico en vivo por televisión abierta en Costa Rica”.

Pero los retos no vienen solos, y pronto se enteró de que estaba embarazada, así que decidió añadir el nuevo desafío de seguir con el programa durante la evolución de su embarazo. “Todo el mundo vio el embarazo de mi hijo Rodrigo por televisión, que ahora tiene 23 años”, recuerda. Algo totalmente inusual para la época, cuando “había muchos mitos alrededor del embarazo y el ejercicio”.

Concoe más de los embajadores Powerade en: Atleta Powerade: Convertir una pasión en un medio de vida

Volver empezar

Pero los retos de Nany Sevilla recién empezaban. Una vez que ya tenía su carrera montada en Costa Rica se entera que debe mudarse a Guatemala, por el trabajo de su esposo.

“Fue muy difícil dejar Costa Rica, tenía mi programa de televisión, la gente me conocía. ¿Quién me conocía a mi en Guatemala?: nadie. Era abrirme un nuevo camino en una cultura diferente, no tenía amigas, no tenía nada”, recuerda.

Esto la impulsó a salir a buscar trabajo en su área, entró en una cadena de gimnasios, comenzó a hacer su clientela y a darse a conocer. Pero el reto de volver empezar no se quedó ahí, ya que tuvo que mudarse a Honduras, después a México y por último a Panamá, donde residió por diez años.

En Honduras asumió otro reto, que fue tener a su hija, Sofía, donde repitió “la aventura” de hacer aeróbicos por televisión embarazada, pero sobre todo de seguir adelante con sus metas profesionales sin residir al sueño de formar una familia.

“Creo que el ejemplo es haber sido una buena mamá, apasionada con el ejercicio, que donde sea que esté lo intenta hacer”, dice al repensar aquellas decisiones.



Emprendedora siempre

El tamaño y el anonimato de una gran urbe como la Ciudad de México, le ayudó a entender el valor de la capacitación constante. “Trabajé en una de las cadenas de gimnasios más grandes de México y aproveché para estudiar pilates y sacar distintas certificaciones”.

Pero nuevamente, cuando sentía estar en el mejor momento de su carrera otro traslado, ahora a Panamá, la obligó a empezar de nuevo. “Yo lloraba, ya había logrado tener un programa en la televisión mexicana”, confiesa.  

Pero a cada nuevo reto Nany Sevilla le pone una nueva idea: sacó una certificación online en Health Coach e incursionó con esta disciplina en la radio, añadiendo un nueva actividad y medio de comunicación a su curriculum. “Tratábamos temas de salud, nutrición, estilo de vida, ayudaba a otros a conseguir sus metas”.

Retos para evolucionar

Entre otros retos, en Panamá le propusieron ser embajadora para una importante marca deportiva para toda Latinoamérica. “El reto acá es mantenerse activo y mantenerse a este nivel, porque detrás de ti hay miles que quieren ese puesto. Es competir con gente más joven, gente talentosa de todas partes”.  

Para ella, todas estas experiencias representan “un sacrificio bonito, que te ayuda a crecer y a exigirte más, porque si uno no se exige se estanca”, asegura la entrenadora.

Todos estos retos que la impulsaron a evolucionar la trajeron finalmente de nuevo a su país, donde se ha propuesto representar una franquicia global de acondicionamiento físico.

Este nuevo reto consiste además en introducir un concepto de ejercicios totalmente nuevo, “para mi no hay nada más divertido que hacer algo que no se ha hecho antes”, dice Nany Sevilla para confirmar esa actitud positiva con que ha afrontado cada etapa de su vida.

“Para mi no hay nada más divertido que hacer algo que no se ha hecho antes" Nany Sevilla