Si bien la Copa Mundial de la FIFA 2018 ™ terminó oficialmente y Francia triunfó luego de un fascinante mes cargado de intenso fútbol, Coca-Cola consiguió que millones de aficionados y visitantes también se sintieran ganadores.

Como socio oficial de FIFA, Coca-Cola organizó operaciones logísticas masivas para permitir a los fans mantenerse actualizados, promovió su marca a través de una serie de experiencias inolvidables y sentó las bases de un legado comunitario perdurable, construido sobre los pilares de la inclusión, la sostenibilidad y el desarrollo del fútbol juvenil.

Atraídos por la emoción, más de 3.5 millones de fans asistieron a los partidos que se jugaron en 12 estadios de 11 ciudades anfitrionas. Coca-Cola no solo refrescó a estos sedientos aficionados con su amplio portafolio de bebidas, incluyendo las recién llegadas glacéau smartwater y Fuze Tea. También atendió a la asombrosa cantidad de 7,1 millones de espectadores y visitantes que disfrutaron la acción que se desarrolló en los espacios del FIFA Fan Fest en las ciudades anfitrionas.

Asimismo, Coca-Cola refrescó a miles de personas que participaron en los partidos, incluyendo jugadores, entrenadores, voluntarios, medios de comunicación y otros. Eso representa más de 2.9 millones de bebidas refrescantes durante el torneo.

Experiencias memorables

De manera conjunta con su socio embotellador, Coca-Cola HBC, el diligente equipo del proyecto de la Copa Mundial de la FIFA 2018 de la Compañía Coca-Cola creó experiencias inolvidables para los fans y visitantes. Grandiosas exhibiciones comerciales de Coca-Cola en cinco estadios ofrecían al público refrescos y la oportunidad de disfrutar divertidas experiencias previas al partido, como pintarse la cara o hacer vasos personalizados de Coca-Cola específicos para cada partido con su propia foto.

Coca-Cola también llevó diversión a ocho sitios del FIFA Fan Fest, donde casi 628,000 fans disfrutaron experiencias y sorpresas inolvidables, incluyendo artículos futbolísticos de la marca.

Para asegurarse de que fueran muchos los aficionados que pudieran disfrutar las actividades, Coca-Cola creó 14 sitios públicos de observación en 10 ciudades, los cuales disfrutaron 261,000 aficionados.

Coca-Cola también permitió a los fans deleitarse con el arte. En el Parque Gorky de Moscú, con el apoyo de la Administración de la Ciudad de Moscú, Coca-Cola ayudó a crear una obra de arte interactiva única, dedicada a la Copa Mundial de la FIFA 2018.

Creando Momentos Mágicos

Los equipos de marketing de Coca-Cola trabajaron para conectarse e involucrarse con los consumidores a través de todos los canales de medios. En Rusia, por ejemplo, Coca-Cola lanzó una campaña promocional a nivel nacional, vigente desde el 1 de mayo hasta el final del torneo. La campaña abarcó todo el país, y regaló más de un millón de premios alusivos al fútbol, entre ellos, gafas, camisetas y balones de fútbol de la Copa Mundial de la FIFA 2018.

Para cada Copa Mundial de la FIFA, Coca-Cola crea su propio himno mundial, y este año no fue la excepción. El éxito mundial "Colors", creado por el artista mundialmente famoso Jason Derulo, había acumulado 44 millones de visitas de YouTube al final del torneo. Una adaptación local del rapero ruso Basta fue un éxito entre los fans locales, con más de 6 millones de escuchas.

Para mantener la emoción online, Coca-Cola creó una novedosa campaña en redes sociales. Una aplicación futbolística dedicada a Coca-Cola, creada para la red social más grande de Rusia, VKontakte, alcanzó más de 5 millones de usuarios en todo el país.

A los aficionados les cautivó el esfuerzo adicional que realizó Coca-Cola para crear botellas de edición limitada para celebrar los resultados de sus equipos. Por medio de diseños especiales celebraron la victoria del equipo ruso sobre España y su histórico partido de cuartos de final contra Croacia.

Las novedades en cuanto a marketing por parte de Coca-Cola también llegaron al fútbol virtual. En el período previo al evento, Coca-Cola se convirtió en el patrocinador oficial de la Copa de Futbol Interactivo de Rusia, organizada por la Federación Rusa de Ciber-Fútbol. Esto incluyó un evento exclusivo de fútbol cibernético para los jugadores de Leather Ball de Coca-Cola. A los jóvenes jugadores les atrajo este innovador enfoque, el cual muestra la capacidad perenne de Coca-Cola para conectarse con su público adolescente.

El legado perdura

Si bien los aficionados al fútbol en todo el mundo amaron cada segundo en vivo de la Copa Mundial de la FIFA 2018, igual de importante es el legado que perdura después de que suena el silbato final. Coca-Cola desarrolló ambiciosas campañas cuyo impacto será duradero.

El proyecto del legado comunitario de la Copa Mundial de la FIFA 2018 de Coca-Cola se centra en tres pilares. Primero, la promoción de una sociedad inclusiva, abierta a personas con necesidades intelectuales especiales. En segundo lugar, la visión de Coca-Cola de un Mundo sin Residuos, reduciendo el impacto ambiental del evento y promoviendo el reciclaje. El tercer pilar apoya el fútbol juvenil comunitario en Rusia.

La campaña de Coca-Cola sobre la inclusión se dio a conocer el 1 de mayo. Desde entonces, la campaña se amplificó a través de las redes sociales, por medio de los hashtags #Readyto #Openhearts, creando conciencia sobre la labor que lleva a cabo Coca-Cola y la importancia social de abrir los corazones y las mentes a las personas con necesidades intelectuales especiales.

La Copa Mundial de la FIFA es la plataforma perfecta para llevar este mensaje a casa. La participación de la supermodelo y filántropa Natalia Vodianova ha promovido aún más el perfil público de la campaña.

Literalmente con el objetivo de construir un legado perdurable, el proyecto, en colaboración con Naked Heart Foundation de Natalia Vodianova, incluye la construcción de infraestructura inclusiva en 11 ciudades de Rusia. Estos son parques infantiles especialmente diseñados con campos de fútbol para el disfrute de las personas con discapacidades intelectuales junto con los demás miembros de la comunidad.

El compromiso de Coca-Cola con la inclusión también cobró vida mediante la organización de partidos de fútbol unificado, que unen a las personas en un solo equipo, independientemente de su género, condición social o capacidades intelectuales. Coca-Cola organizó 12 de estos motivadores partidos en toda Rusia. El más grande se llevó a cabo el 9 de julio en la Plaza Roja de Moscú para celebrar los 50 años de las Olimpiadas Especiales.

Otro elemento importante de la campaña "#Readyto #Openhearts" fue la integración de los adolescentes con necesidades especiales al Programa Juvenil de la FIFA. Ésta se centró en la promoción de los deportes juveniles, especialmente el fútbol, para personas con todo tipo de capacidades, brindándoles la oportunidad de participar en los partidos de la Copa Mundial de la FIFA 2018 como ayudantes en el lanzamiento de monedas y como abanderados. Además, los jugadores jóvenes de la competencia de fútbol comunitario más grande de Rusia, "Leather Ball", con el apoyo de Coca-Cola, tuvieron la posibilidad de trabajar como peloteros, y estar a solo unos cuantos metros de sus ídolos.

El perfil global de la Copa Mundial de la FIFA fue una oportunidad para Coca-Cola de construir otro legado importante: la promoción del reciclaje y el trabajo por nuestra visión de un mundo sin residuos. Con este fin, se llevó a cabo un gran programa de recolección y reciclaje de residuos en las 11 ciudades anfitrionas de la Copa Mundial de la FIFA ™ y en 12 estadios, diseñado para alcanzar la mayor tasa de reciclaje jamás vista en el deporte ruso.

"Mucho tiempo después de la emoción que suscitan eventos mundiales como la Copa Mundial de la FIFA 2018, esperamos que proyectos como estos se vuelvan parte de la vida cotidiana de las personas. Si bien somos una compañía en un torneo, el cambio tiene que empezar en algún lugar", dijo Bea Perez, Directora de Comunicaciones, Asuntos Públicos, Sostenibilidad y Activos de Mercadeo de la Compañía Coca-Cola.

fifawrap6-rendition-584-389.jpg