Al noroeste de Guatemala, existe un punto en el mapa alejado de la civilización, un lugar con amplias playas unidas a manglares, pantanos y matorrales que esconden una diversidad biológica única, incluyendo especies amenazadas como el tapir y el jaguar.

En medio de esta gran reserva natural protegida desde el 2005, existen comunidades como La Graciosa, Estero Lagarto, Santa Isabel y Punta Gruesa, comunidades a las que sólo se puede acceder por medio de lancha. Sus pobladores viven de actividades como la pesca o la extracción de carbón, acostumbados a buscar el sustento entre la arena y el agua de mar.

Pero a pesar de estar rodeados de agua, el agua dulce y apta para consumo es escasa.

Para estas comunidades, la principal forma de obtener agua para consumo humano es por medio del agua de lluvia o con sistemas que filtran impurezas y la almacenan, sin embargo no son suficientes para la demanda existente. 

“Cuando no llueve mucho nos quedamos sin agua, aquí yo tenía un tinaco que me donaron que compartimos con las personas que necesitan agua. Inclusive, nos ha tocado tomar agua de pozo porque no llueve.“, comenta Gladys Ramírez, beneficiara del proyecto.

Es por esto que Cada Gota Cuenta de Dasani colaboró para que se instalarán más sistemas de captación de agua de lluvia y tanques de almacenamiento que puedan abastecer a toda la comunidad por más tiempo, además de filtros basados en barro, plata y carbón activo que mejoran la calidad del agua.

En Punta de Manabique 1275 personas cuentan con las herramientas necesarias para cosechar agua de lluvia y así solventar sus principales necesidades de agua para consumo y su diario vivir.

Otra de las comunidades beneficiadas por el proyecto es Las Vegas, un sector de la reserva natural que cuenta con los mismos problemas, pero al cual sí se puede acceder en automóviles 4x4, a 1 hora del centro de Puerto Barrios.

Esta localidad tiene los mismos problemas que la zona costera, en este caso con el agravante del Río Motagua que amenaza con subir de nivel y entrar a las casas. Ahí la comunidad se puso de acuerdo para instalar la solución de Cada Gota Cuenta en la escuela del pueblo. Ahí todos podrán obtener agua cuando lo necesiten.