Probablemente lo sabías, pero no todos los plásticos son iguales. Existen siete tipos diferentes de plásticos con usos diversos y con procesos de reciclajes igual de variados. En el mundo de los alimentos, el PET es uno de los más usados debido a sus características particulares.

Las botellas de plástico se han convertido en uno de los empaques más utilizados para las bebidas. Están fabricadas con tereftalato de polietileno, más conocido como PET, que tiene varios beneficios, pero a la vez, necesita que lo dispongamos de manera correcta después de ser usado para que continúe con su vida útil y aportemos a una economía circular.






Ahora que ya sabes esto tenemos una invitación para ti: cada vez que tengas en tu poder una botella PET y hayas consumido todo su contenido, deposítala en el contenedor correspondiente para que pueda ser reciclada. Así facilitarás su recolección por parte de los recicladores y llegará de nuevo a nosotros para convertirla en botella de nuevo. Hagamos esto juntos.