Como líder mundial en la industria de bebidas, la calidad y disponibilidad del agua son vitales para nuestro negocio. El agua es el principal ingrediente en la mayoría de nuestras bebidas, es fundamental para nuestro proceso de producción y es necesario para cultivar los ingredientes agrícolas que requerimos. El agua potable y accesible también es esencial para la salud de las personas, de las comunidades, de los ecosistemas y las economías, todas ellas consideraciones importantes para el crecimiento comercial y para contribuir con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 6 de las Naciones Unidas: Agua Limpia y Saneamiento.


 

Si bien el estrés hídrico y los desafíos siguen aumentando en ciertas regiones, creemos que en el mundo hay suficiente agua dulce para satisfacer la creciente demanda, siempre y cuando dicho recurso se respete y maneje adecuadamente. A medida que trabajamos por un negocio más sostenible a nivel mundial, hemos concentrado nuestros esfuerzos en el manejo del agua en las áreas donde podemos tener el mayor impacto: mejorar la eficiencia del uso del agua y la reutilización en nuestras plantas embotelladoras; manejar la descarga de las aguas residuales y de las aguas pluviales para evitar la contaminación; devolverles a nuestras comunidades y cuencas hidrográficas el agua que usamos en nuestras bebidas terminadas; y ayudar a administrar los recursos hídricos en nuestra cadena de suministro de ingredientes agrícolas.

La base de la labor que realizamos por el manejo del agua es nuestra estrategia integral de mitigación de riesgos. Para abastecer el agua de manera responsable y manejar los riesgos para nuestro negocio y nuestras comunidades, debemos entender claramente de dónde proviene el agua que utilizamos, la disponibilidad del suministro de agua en las comunidades, las preocupaciones actuales y futuras en cuanto al abastecimiento de agua (tanto en cantidad y calidad), y los roles que podemos desempeñar para ayudar a enfrentar los desafíos comunes en las cuencas hidrográficas donde operamos. Hacemos esto llevando a cabo evaluaciones globales de riesgo hídrico a nivel de cada planta y solicitando a cada una de las aproximadamente 800 instalaciones del sistema Coca-Cola que evalúen las vulnerabilidades locales y que implementen planes para su manejo.

Seguimos reabasteciendo el agua que utilizamos

En 2017, seguimos devolviéndoles a las comunidades y a la naturaleza el 100% del agua que utilizamos en nuestras bebidas terminadas, objetivo que alcanzamos por primera vez en 2015. Los proyectos comunitarios y de cuencas que se implementaron a finales de 2017 están devolviendo aproximadamente 248 mil millones de litros por año en todo el mundo, según lo estimado con la colaboración de muchas de nuestros socios acreditados que utilizan métodos científicos y técnicos revisados por pares.

Estos proyectos comunitarios de agua se llevan a cabo con la experiencia y el apoyo de numerosos socios fundamentales, como World Wildlife Fund (WWF), USAID, The Nature Conservancy, Water For People, Water & Sanitation for the Urban Poor (WSUP), Global Water Challenge, UN-Habitat y UNDP. Si desea conocer más información sobre algunos de estos proyectos, puede hacerlo a través de nuestro Water Map.

Los proyectos de reabastecimiento que apoyamos se enfocan en mejorar el acceso seguro al agua para el consumo humano y el saneamiento; proteger las cuencas hidrográficas, mejorando la captación, el almacenamiento y la calidad del agua; y brindar agua para uso productivo, a través de una mayor disponibilidad del recurso o de su uso eficiente en la agricultura. En 2017, los aportes de estos proyectos en el reabastecimiento del volumen fueron del 81% para la protección de las cuencas hidrográficas, del 15% en el agua para uso productivo, y del 4% en el acceso seguro al agua y al saneamiento.

El acceso al agua potable y al saneamiento es de vital importancia para la salud de nuestras comunidades. Casi 3 millones de personas han recibido acceso a más agua potable y saneamiento a través de nuestros programas. Y dos de nuestras iniciativas que más contribuyen con este logro son Replenish Africa (RAIN) y nuestra alianza New World . A finales de 2017, RAIN había proporcionado agua potable a más de 2.8 millones de personas en África y había brindado apoyo a programas de agua, saneamiento e higiene en más de 2.000 comunidades de 39 países africanos. New World, nuestra asociación con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) desde 2014, y que maneja Global Water Challenge desde 2016, ha invertido en 44 proyectos en 19 países, desde su lanzamiento. La iniciativa brinda directamente mejor acceso al agua, saneamiento y un mejor manejo del recurso a 127,000 personas y ha incorporado aproximadamente a 14,000 mujeres y jóvenes a actividades de empoderamiento.

También en 2017, One Drop (la fundación benéfica del Cirque du Soleil), el Banco Interamericano de Desarrollo, The Coca-Cola Foundation y la Fundación FEMSA anunciaron una inversión de $25 millones en Lazos de Agua, una iniciativa para darles a 200,000 ciudadanos acceso a servicios de agua potable y asequible, agua de mejor calidad, saneamiento e higiene (WASH, por sus siglas en inglés) en México, Guatemala, Nicaragua, Colombia y Paraguay para el año 2021. Mediante Lazos de Agua se promueve el cambio de conducta hacia el uso adecuado del agua y prácticas de higiene a través de las artes sociales.

En las regiones del mundo donde más escasea el agua también luchamos para reponer los recursos hídricos locales, pues es aquí donde sabemos que realmente podemos hacer la diferencia.

En 2017, la Compañía Coca-Cola devolvió casi el 98% del agua utilizada en sus bebidas terminadas a las comunidades y la naturaleza en el Medio Oriente, África del Norte y Pakistán, para un total de casi 6.600 millones de litros devueltos. Hasta la fecha, la Compañía Coca-Cola y nuestras fundaciones filantrópicas han implementado 29 proyectos de reabastecimiento en toda la región, incluyendo comunidades pakistaníes, jordanas, egipcias, iraquíes, libanesas, marroquíes, tunecinas, mauritanas y palestinas.

Mejorando nuestra eficiencia en el uso del agua

Un pilar fundamental de nuestra labor en cuanto al manejo del agua es administrar su uso en nuestras plantas embotelladoras en todo el mundo. Para el año 2020, nuestro objetivo es reducir nuestra tasa del uso de agua a la vez que aumentamos el volumen de cajas unidad, con el objetivo de mejorar la eficiencia en el uso del agua en un 25%, con respecto a los niveles de 2010. En 2017, nuestra eficiencia en el uso del agua mejoró por decimoquinto año consecutivo, con un progreso del 2.55% con respecto a 2016, una mejora del 15% en relación con 2010 y una mejora del 29.3% con respecto a 2004.

En 2004, utilizamos 2,7 litros de agua para fabricar 1 litro de producto. Eso significa que 1 litro de agua se incorporó al producto y otros 1,7 litros se usaron en el proceso de producción, principalmente para mantener el equipo limpio. A finales de 2017, estábamos usando 1,92 litros de agua para producir 1 litro de producto, con el objetivo de reducirlo a 1,7 litros de agua para 2020. A través de una mayor eficiencia en el uso del agua, podemos ahorrar alrededor de $ 1 mil millones (acumulado 2011 hasta 2020) en todo el sistema en cuanto a adquisición de agua, manejo interno y cobros por descarga.

El agua en la agricultura

Ya que la agricultura utiliza alrededor del 70% de los recursos de agua dulce del mundo, mejorar el manejo del agua en la agricultura es fundamental para lograr la sostenibilidad general de los recursos hídricos. Sin embargo, también consideramos que el uso sostenible del agua a nivel agrícola no se logra de forma aislada de otras prácticas, sino mediante el manejo integral.

Como parte de la labor que realizamos por el manejo del agua y su reabastecimiento, seguimos ampliando el apoyo que brindamos a los proyectos que apuntan a mejorar el uso productivo del agua, especialmente en áreas con alto riesgo de estrés hídrico o contaminación. En muchos casos, en nuestros proyectos trabajamos para reducir las captaciones de agua y mejorar la eficiencia del agua en la agricultura, o disminuir el uso de pesticidas y la escorrentía agrícola para reducir la contaminación de las vías fluviales. Los ejemplos incluyen proyectos de colaboración con agricultores de bayas en el ecosistema único de la región española de Donana y con productores de naranjas en la región de Valencia.

También trabajmos con nuestro socio mundial, WWF, para avanzar en el trabajo de valorización de la naturaleza y para que sea práctico, por ejemplo, ayudar a las comunidades agrícolas a determinar cuáles son las prácticas agrícolas sostenibles más beneficiosas para proteger las cuencas hidrográficas.

Al ser nuestras cadenas de suministro globales y extensas, nuestros proveedores juegan un papel importante en el abordaje de los riesgos del agua que enfrentan sus agricultores. Las buenas prácticas de manejo del agua, como las evaluaciones del uso del agua y las medidas de eficiencia hídrica a nivel agrícola son una parte esencial de nuestros Principios Rectores para la Agricultura Sostenible (SAGP) y de los Principios Rectores para Proveedores, como lo son el manejo adecuado de pesticidas y suelos. A medida que involucramos a nuestros proveedores en nuestra agenda para el abastecimiento sostenible 2020, también ayudamos a abordar el uso del agua en nuestra cadena de suministro agrícola.

Nuestra participación en la reforma de la política hídrica

Para solventar el suministro de agua, su calidad y las brechas de acceso se deberán decisiones difíciles, en muchos lugares y en todos los segmentos de la sociedad. Sin embargo, creemos que la principal responsabilidad de un manejo más sostenible y equitativo de los recursos hídricos recae en los gobiernos y en las autoridades públicas. Es por eso que trabajamos con plataformas internacionales de colaboración política como CEO Water Mandate y 2030 Water Resources Group para ayudar a asesorar sobre la reforma de la política hídrica. Como sistema estrechamente relacionado con el agua y que opera en más de 200 países y territorios, nos encontramos en una posición única y contamos con amplia experiencia sobre este preciado recurso. Esperamos aportar información valiosa a discusiones relevantes y políticas posteriores.