Panamá no necesita una excusa para demostrar que es un país con mucho sabor y cultura, pero recibir la Copa Mundial de la FIFA™ fue el momento perfecto para lucir sus mejores galas. El 6 de abril en el Aeropuerto Panamá Pacific, el avión que transporta la Copa Mundial de la FIFA™ llegó con el Trofeo con el que muchos panameños soñarán en el mes de junio.

Ni siquiera los 34 grados de temperatura fueron impedimento para mostrar el Trofeo de la Copa Mundial de la FIFA™. El embajador de la FIFA, David Trezeguet, bajó de las gradas del Boeing 737-300 y fue recibido con bailes y música típica, mientras caminaba por la alfombra roja.

El Trofeo seguía escondido bajo una manta con la consigna de #ReadyFor, hasta que fue develado por Trezeguet, quien la levantó para después dársela al presidente de Panamá, Juan Carlos Valera, que posó para las cámaras de los periodistas.


Y la pasión se desbordó

En el Centro Comercial Megapolis, todo estaba listo, cada cosa estaba en su lugar para darle la bienvenida a los aficionados del fútbol. En la entrada se leía “Listos para vivirla por primera vez”, y es que esta visita del Trofeo era especial, Panamá participará en su primera Copa Mundial de la FIFA™ en el mes de junio.

Las filas eran largas, pero la experiencia mundialista se percibía desde el primer paso de un camino que contaba la historia de cómo Panamá logró su primer mundial. Era tan solo la antesala de un evento marcado por la pasión por el fútbol, y por la emoción de sentirse parte de la Copa Mundial de la FIFA™ por primera vez.

Música, baile y una sala lista con muchas actividades referentes a la Copa Mundial de la FIFA™ era lo que le esperaba a cada uno de los visitantes. Cada puesto de actividades que se visitaba, consistía un paso más para estar más cerca del Trofeo.


Zabivaka™, la mascota oficial de la Copa Mundial de la FIFA ™, esperaba a los visitantes en una sala enorme, en la que la historia de los mundiales colgaba de las paredes y donde los diseños de los balones Adidas de cada mundial posaban en una vitrina de vidrio. Los selfies con Zabivaka™ iban y venían mientras otros jugaban al futbolín previo a firmar un muro con mensajes positivos para los seleccionados panameños.

El pasillo hacía la Copa Mundial de la FIFA™ estaba al final y la espera de muchos llegaba a su fin, era cuestión de dar unos pasos para sentirse campeones del mundo por unos instantes. Las familias y amigos disfrutaban hasta el hecho de hacer la fila, ya que al final la recompensa sería grande: una fotografía con el trofeo más preciado del fútbol. Grandes y pequeños, todos por igual disfrutaban de ver de cerca el Trofeo de la Copa Mundial de la FIFA™.

Ya eran las 11 pm y el tiempo tan solo se esfumó entre tanta diversión y pasión por el fútbol, cada fotografía con el Trofeo fue un momento de alegría para los aficionados al fútbol, que no pueden esperar más para ver a Panamá en la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018™. El fervor panameño en su primera cita mundialista se respiró de inicio a fin.