A 4 horas de Quito, Ecuador, a 2700 metros sobre el nivel del mar Santa Fe de Galán cuenta con una solución de acceso al agua, gracias a los consumidores de Dasani y la iniciativa #CadaGotaCuenta, se logró modificar el tanque de almacenamiento y mejorar la conducción principal para beneficiar a 1005 personas de la zona.

Este es el primer proyecto a nivel regional que logra unir a todos estos actores en beneficio de una comunidad. En Ecuador, Tabuga, San Felipe y Jama fueron las primeras tres zonas beneficiadas con el movimiento Cada gota cuenta.

“Hemos hecho un esfuerzo de comprar los páramos para que no pongan ganado, no hayan quemas, tenemos alrededor de 300 hectáreas protegidas para que no se contamine el agua”, comentó Orlando Cuellos, presidente regional de la zona.

En la zona, la mayor parte de los habitantes se dedican a la agricultura y la ganadería, por lo que la posibilidad de que los animales contaminen el agua es grande.



Los pobladores también se unieron para dar a las construcciones o mejoras y al mantenimiento durante los años posteriores. El proyecto también contarán con el apoyo de la alcaldía del Guano, la Secretaría del Agua, el Ministerio del Ambiente y la organización Ayuda en Acción Ecuador.

“Gracias a Aliarse y Dasani, ahora tenemos un cerramiento para cubrir los tanques de cloración. Teníamos miedo de que alguien viniera y  abriera la llave del cloro.” contó Cuellos.