Cada vez que pensamos en Coca-Cola, inmediatamente algunos socios y alianzas vienen a nuestras mentes.

Coca-Cola y McDonald's.

Coca-Cola y los Juegos Olímpicos.

Coca-Cola y una sonrisa.

¿Pero qué hay de Coca-Cola y...Porsche? Sí, Porsche, la icónica marca de autos deportivos con los que casi todos, en algún momento, han soñado ser dueños y conducir. En realidad, las dos compañías han estado vinculadas durante mucho tiempo, algo que inclusive los mayores fans de Coca-Cola y Porsche tal vez desconocen. Por ejemplo, el terreno al que actualmente la sede central de Porsche North America se refiere como su hogar al sur de Atlanta fue propiedad del fundador de Coca-Cola, Asa Candler, y fue el sitio donde estuvo su propia pista de carreras.

La historia más reciente que comparten las dos marcas se ha exhibido durante estos últimos meses en The Porsche Experience Center (PEC) en dicha sede. Allí, cuatro increíbles autos de carrera completamente vestidos con iconografía de Coca-Cola han estado en una exposición en The PEC Heritage Center. Todos los autos pertenecen hoy a coleccionistas privados, pero alguna vez fueron parte del legendario equipo de carreras de Bob Akin.

Estos cuatro icónicos autos rojos y blancos vieron acción y ganaron trofeos en carreras como las 24 Horas de Daytona y las 12 Horas de Sebring. Los automóviles Coca-Cola de Akin tuvieron gran éxito donde quiera que fueran, y a menudo los vehículos eran más populares que algunos de sus pilotos.

Según el hijo de Bob, Bobby Akin, el patrocinio no se trataba solo de obtener acceso al emblemático logotipo. Bob era un gran fan de la marca Coca-Cola, y rara vez se le veía bebiendo algo más.

Los autos ahora van de regreso hacia sus dueños a través de todo Estados Unidos. Pero no se preocupe, aún podría darles un vistazo. Es posible encontrar a algunos de los autos y sus propietarios en el circuito de carreras vintage.